16 de mayo de 2018  11:54

Policía Judicial portuguesa registró el estadio del Sporting, que suspendió su entrenamiento

El entrenador del Sporting de Lisboa, Jorge Jesus (tercero izq.) reacciona durante el partido de fútbol de la Primera Liga portuguesa contra Maritimo, celebrado en el Estadio Barreiros en Funchal, Portugal, el 13 de mayo de 2018. (Lisboa). EFE

El entrenador del Sporting de Lisboa, Jorge Jesus (tercero izq.) reacciona durante el partido de fútbol de la Primera Liga portuguesa contra Maritimo, celebrado en el Estadio Barreiros en Funchal, Portugal, el 13 de mayo de 2018. (Lisboa). EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Policía Judicial (PJ) portuguesa registró este miércoles 16 de mayo de 2018 las oficinas del estadio de Alvalade por sospechas de corrupción en el club, que ha suspendido el entrenamiento de sus jugadores tras la agresión que sufrieron este martes a manos de varios aficionados.

Los agentes de la PJ llegaron a primera hora de la mañana y, según la prensa lusa, investigan una presunta compra de árbitros para amañar partidos de la liga de balonmano, competición que el Sporting ganó la temporada pasada tras 16 años sin alzarse con el trofeo.

El registro coincide con la suspensión del entrenamiento del primer equipo de fútbol del club, que ha decidido no realizar esta sesión tras la agresión que sufrieron este martes su entrenador, Jorge Jesus, y varios de sus jugadores a manos de algunos aficionados.

Imagen del jugador Bas Dost, víctima de agresiones de aficionados que invadieron el entrenamiento del Sporting de Lisboa, tomada de la cuenta de Twitter @FutbolistasAXEM

Imagen del jugador Bas Dost, víctima de agresiones de aficionados que invadieron el entrenamiento del Sporting de Lisboa, tomada de la cuenta de Twitter @FutbolistasAXEM


Medio centenar seguidores del equipo invadieron a cara tapada la ciudad deportiva del Sporting, situada en Alcochete (en el margen sur del río Tajo) y entraron en el vestuario con antorchas, causando numerosos desperfectos y agrediendo a varios jugadores, entre ellos los argentinos Marcos Acuña y Rodrigo Battaglia.

La peor parte se la llevó el holandés Bas Dost, que sufrió varios cortes en la frente y en las piernas, tal y como se aprecia en imágenes divulgadas en varios medios y redes sociales.

El suceso se saldó con veintiún personas detenidas y tensó al vestuario, que según medios portugueses se plantea ahora si jugar la final de la Copa de Portugal el próximo domingo, cuando está previsto que el Sporting se enfrente al Desportivo das Aves.

Incluso, siempre según estas informaciones, tienen previsto reunirse hoy con el Sindicato de Jugadores y estudian la rescisión de su contrato con el club, que reaccionó este martes por la noche con un comunicado en el que repudió “vehementemente” lo sucedido.

El club lisboeta vive un momento tenso desde que acabó la Liga lusa el pasado domingo con una derrota ante el Marítimo (2-1) que le dejó fuera de los puestos de la UEFA Champions League.

El presidente de los “leones”, Bruno de Carvalho, Jorge Jesus y parte de la plantilla estuvieron reunidos este lunes en el estadio José Alvalade y la prensa especuló que el entrenador había sido suspendido, aunque De Carvalho negó posteriormente la suspensión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)