9 de enero de 2018 00:00

266 partidos de fútbol se jugarán en 11 meses en el torneo ecuatoriano 

Luis Soler, entrenador de Aucas, conversa con los jugadores en una práctica. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Aucas, que ascendió este año, inició su pretemporada el pasado 4 de enero. El equipo que dirige Luis Soler se entrena en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, al sur de Quito. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil  (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La plantilla de Delfín tiene previsto viajar a Uruguay,desde el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, la tarde del martes 9 de enero, para continuar con su pretemporada que arrancó el domingo pasado. Se van con la tranquilidad de realizar un trabajo eficiente, acorde a los tiempos marcados para el reinicio del campeonato ecuatoriano.

Según se decidió en el congreso ordinario del fútbol, la Serie A arrancará la segunda semana de febrero –entre el 9 y el 12- para evitar que coincida con los comicios del 4 de febrero, cuando se llevará a cabo una consulta popular.

El entrenador Guillermo Sanguinetti contó que las cinco semanas de trabajo que tendrán previo al inicio del campeonato, servirán para generar un fondo físico en la plantilla y para acoplar el ritmo de juego con los amistosos.

Pasó las vacaciones en Uruguay y el fin de semana regresó a Manta; se prevé que hoy viaje de vuelta a su país para continuar los trabajos. Los manabitas se desplazarán en tres grupos: A las 03:45, 18:05 y 20:05.

El DT habló de la importancia del tiempo. Su aspiración -desde diciembre pasado- era jugar amistosos contra equipos internacionales, para prepararse previo a su debut en la Copa Libertadores. Gracias a su viaje, se medirán a Montevideo Wanderers, Racing Club, Peñarol y River Plate.

“Venimos de un torneo largo y desgastante. Tenemos la oportunidad de hacer tareas preparatorias para la doble competencia, los tiempos permiten hacer un trabajo adecuado”, dijo el entrenador charrúa, que obtuvo el vicecampeonato del año pasado.

Al igual que Delfín, otros equipos que aprovecharán estas cinco semanas con trabajos fuera de sus ciudades son Barcelona, Emelec, Deportivo Cuenca y Guayaquil City.

La Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA), fue la que propuso esa fecha de inicio. La intención, según su gerente, Nicolás Vega, era darle tiempo a los equipos para que puedan prepararse previo a la competencia.

El año pasado, el torneo inició el 29 de enero y finalizó el 17 de diciembre. Para poder realizar una buena pretemporada, los clubes redujeron los días de vacaciones de sus jugadores.
Barcelona fue uno de los equipos que se sintió perjudicado con el inicio del año pasado porque su partido de presentación ‘Noche Amarilla’ fue el 27 de enero y dos días después debían viajar para medir a Deportivo Cuenca.

“No pudimos usar a toda nuestra plantilla, solo unos minutos. La hinchada respondió, pero en menor medida de lo que esperábamos”, dijo el presidente José Cevallos, respecto a esa presentación, en la que recaudaron USD 453 620.

Por esa razón Barcelona pedía desde noviembre que se confirme la fecha de inicio del campeonato, para realizar su planificación. Lo hicieron con un documento oficial enviado a la presidencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Los amarillos están en Estados Unidos, donde, además de su pretemporada también disputarán, la Florida Cup. Regresarán al país el 19 de enero.

AFNA también prepara el fixture del calendario del campeonato nacional, que este año mantendrá el mismo formato de los últimos ocho años, con 44 fechas de todos contra todos, divididas en dos etapas. Se jugarán 266 partidos, con los partidos de ida y vuelta por el cupo para la Copa Sudamericana entre el octavo de la A y el ganador de la B.

Según la planificación el torneo finalizaría la primera semana de diciembre. Con eso se tendrá tiempo para programar una eventual final, previo a las festividades navideñas.

Este año la Tricolor no tendrá participaciones oficiales, tras quedar fuera del Mundial 2018. El torneo solo se paralizará el 15 de julio, en la final de la cita que se jugará en Rusia.

Además, para esta temporada los partidos se pueden programar entre viernes y lunes. Según Vega, la iniciativa evitará la postergación de juegos por la participación de los clubes en los torneos internacionales de la Conmebol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)