14 de mayo de 2018 14:06

Guerrero se había probado traje para el Mundial poco antes de ser sancionado

Imagen del futbolista peruano Paolo Guerrero, durante una sesión de fotografías para medirse el uniforme oficial de la selección de Perú y del traje formal que vestirán los jugadores en el Mundial de Rusia, tomada de la cuenta de Twitter @SeleccionPeru

Imagen del futbolista peruano Paolo Guerrero, durante una sesión de fotografías para medirse el uniforme oficial de la selección de Perú y del traje formal que vestirán los jugadores en el Mundial de Rusia, tomada de la cuenta de Twitter @SeleccionPeru

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El delantero de la selección peruana y del Flamengo brasileño Paolo Guerrero se había tomado las fotografías oficiales para la Copa del Mundo y las medidas del traje que vestiría en el torneo, poco antes de conocer este lunes 14 de mayo de 2018, la sanción que lo deja sin jugar el Mundial de Rusia 2018.

La Federación Peruana de Fútbol (FPF) publicó hoy en redes sociales algunas instantáneas de la sesión realizada en Brasil donde el jugador se había enfundado las camisetas que la selección lucirá en el Mundial, además de probarse el traje formal que llevaría en los desplazamientos por Rusia.

Esta sesión de fotos fue anunciada el domingo por la FPF, con lo que implícitamente confirmó que Guerrero había sido incluido por el seleccionador de Perú, el argentino Ricardo Gareca, en la lista preliminar de convocados para el Mundial.


Apenas una hora después de la publicación de las imágenes, el TAS publicó la resolución en la que impuso a Guerrero una sanción de 14 meses por dopaje, lo que le dejó sin posibilidad de llegar a la Copa del Mundo, a la que Perú clasificó después de 36 años.

El castigo es por haberle encontrado benzoilecgonina, principal metabolito de la coca y sus derivados, en un control antidopaje realizado tras el partido jugado por Perú contra Argentina en La Bombonera de Buenos Aires el 5 de octubre de 2017.

Inicialmente, la FIFA sancionó al jugador con un año de suspensión, pero
después el comité de apelaciones del organismo internacional la rebajó a seis meses, al considerar que el futbolista no consumió cocaína, sino que la sustancia provenía de una infusión que contenía restos de mate de hojas de coca.

Sin embargo, el TAS recogió parcialmente la apelación hecha por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que pedía una sanción de entre uno y dos años, para finalmente darle 14 meses, que terminará de cumplir el 13 de enero de 2019.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)