27 de agosto de 2015 10:30

Olmedo de Riobamba en crisis económica y sin director técnico

Un partido entre Macará y Olmedo, en el estadio Bellavista en Ambato, en junio del 2015.  Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Un partido entre Macará y Olmedo, en el estadio Bellavista en Ambato, en junio del 2015. Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 13
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Cristina Márquez

Un ambiente de tensión se percibió en las instalaciones del Centro Deportivo Olmedo, ubicado en el este de Riobamba, este jueves 27 de agosto del 2015.  El club enfrenta una fuerte crisis económica, sus dirigentes no se han pronunciado al respecto y el director técnico Carlos Sevilla dimitió tras la derrota 1 – 2 con el Deportivo Imbabura.

Esta decisión yo ya la había tomado, independientemente de los resultados de este partido”, dijo conmovido Sevilla, en una rueda de prensa. Es que en el encuentro que se cumplió ayer, 26 de agosto del 2015, sus dirigidos se vieron apáticos, desanimados y no se notó esfuerzo en ninguna de las líneas.

Según los jugadores la crisis económica los golpeó fuerte. Este es el cuarto mes consecutivo que no cobraron sus sueldos, por lo que incluso en los entrenamientos se notaron renuentes, incluso por varios días se negaron a entrenar.

Ninguno de los directivos se ha pronunciado al respecto y se desconoce el paradero del presidente del club, Luis Aimacaña. Él también se desempeñaba como gerente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Acción Rural, que entró en proceso de liquidación por incumplir con la Ley de Economía Popular y Solidaria, y con el Código Orgánico Monetario y Financiero.

De hecho, Olmedo mantiene una deuda de cerca de USD 1,5 millones con esta Cooperativa. “La responsabilidad es muy grande, nosotros vinimos para trabajar pero quien estaba a la cabeza ya no está, y así es muy difícil cumplir objetivos”, declaró el estratega.

Según él, la dirigencia ya le debe cinco meses de sueldo y otros haberes, al igual que a los jugadores. “Los problemas cada vez son más profundos y nadie se ha acercado a decirnos nada. Los jugadores están en su derecho y como trabajadores del club ya no podemos hacer nada más”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)