26 de marzo de 2015 00:00

Octavio Zambrano tiene plazo hasta junio; Julio Asad se fue

Octavio Zambrano (izq) DT de El Nacional y Julio Asad (der) exentrenador del Mushuc Runa.  EL COMERCIO

Octavio Zambrano (izq) DT de El Nacional y Julio Asad (der) exentrenador del Mushuc Runa. EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 5
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 27
Paola Gavilanes y David Paredes Redactores (D)
Quito

Dos partidos le bastaron a Deportivo Quito para escapar del sótano de la tabla de posiciones y ceder ese puesto al Mushuc Runa, ahora penúltimo con siete puntos, tras nueve partidos disputados. El equipo de Tungurahua suma dos victorias y un empate. El resto han sido caídas. La última, frente a Barcelona Sporting Club, el miércoles.

El equipo torero le propinó una goleada de 6-0 al equipo del ‘Ponchito Rojo’, poniendo en evidencia la falta de jerarquía y de fútbol del plantel que dirigió hasta ayer el estratega argentino Julio Asad.

Mushuc Runa suma dos derrotas consecutivas y en esas caídas los pupilos de Asad no han podido convertir ni un solo gol. La falta de acierto del plantel de Tungurahua preocupa a los directivos, que este año contrataron a Marwin Pita, Juan José Govea, Félix Borja...

La urgencia por mantener la categoría en la actual temporada motivó a la directiva a ratificar su deseo de contratar a Édison Méndez, por ahora en El Nacional. Tras la derrota frente a Barcelona Sporting Club, Luis Alfonso Chango le pidió la renuncia al DT argentino, quien ayer se despidió de los futbolistas en Ambato.

"En el fútbol se puede ganar, empatar y perder, y en los partidos de visita hay un 80% de posibilidades de pérdida, pero cuando hay una goleada de 6-0, ustedes saben que es un resultado ‘sacatécnico'", mencionó Chango, en los túneles del estadio Monumental.

Chango añadió que la relación entre el plantel de jugadores y el técnico estaba “rota”.  Cabe recordar que el año pasado el estratega registró problemas con algunos de los jugadores que siguen en el equipo.  La siguiente prueba que tendrá que superar el conjunto de Tungurahua será frente a El Nacional, otro de los colistas de la tabla de posiciones.

Problemas en el ‘Nacho’
La crisis en El Nacional se trasladó a los camerinos. El miércoles, durante el partido entre los ‘puros criollos’ y el Deportivo Quito, el presidente Jorge Yunda reclamó a los jugadores. Esta situación se generó durante el descanso y cuando el cuadro militar perdía 1-0.

El encuentro entre el dirigente y los futbolistas no fue amable. Incluso, varios integrantes del plantel reclamaron el comportamiento de Yunda hacia el juvenil Kevin Peralta. Uno de ellos fue Jorge Valencia. El zaguero aseguró públicamente que el presidente criollo le lanzó agua a la cara cuando lo increpaba por su forma de tratar al juvenil.

“Yo le reclamé porque no me pareció justa su forma de tratarnos. Él me lanzó una botella, que no me impactó, y luego me tiró agua en la cara”, dijo la ‘Tota’. Esto fue desmentido
por Yunda. Ayer, tras el entrenamiento, se reunieron los integrantes del cuerpo técnico, Yunda y dos representantes de los futbolistas. Ahí resolvieron que el DT Octavio Zambrano continuará en su cargo y los jugadores se comprometieron a respaldarlo.

Geovanny Caicedo, uno de los futbolistas que estuvo en esa reunión y presenció el incidente ocurrido en el camerino del Atahualpa, le contó a este Diario que el presidente del club “sí alzó la voz a Peralta”, pero desmintió que haya lanzado la botella.
“Yo me acerqué al presidente y le dije que no podía tratar así a un futbolista que está empezando su carrera”, confesó la ‘Cuchara’, quien no jugó el partido ante los chullas por una lesión en su empeine derecho.

Zambrano dijo que permanecerá en su cargo como timonel criollo, pero su continuidad en el club para la segunda etapa dependerá de los resultados.  Él pidió a la dirigencia que incluyeran en su contrato una cláusula que lo comprometa a ubicar al equipo entre los  seis primeros al finalizar el primer semestre de la temporada. En caso de que incumpla esto, renunciará.

Tras la derrota del miércoles, El Nacional está en décimo lugar, con siete puntos y menos cinco en gol diferencia. El compromiso del estratega guayaquileño es mejorar esta situación y sacar al equipo de la zona del descenso.​ El próximo juego de los criollos será ante el Mushuc Runa, en Ambato, el domingo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)