15 de diciembre de 2015 21:49

Napout, expresidente de Conmebol, queda bajo arresto domiciliario en EE.UU.

Juan Angel Napout (centro) sale del Distrito Federal de Brooklyn el 15 de diciembre de 2015.  AFP

Juan Angel Napout (centro) sale del Distrito Federal de Brooklyn el 15 de diciembre de 2015. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol, quedó hoy bajo arresto domiciliario y con una fianza de 20 millones de dólares, tras ser acusado de cargos de corrupción ante un tribunal de Nueva York, de los que se declaró no culpable.

Napout fue extraditado hoy a Nueva York desde Suiza, tras su arresto en ese país, el pasado 3 de diciembre, como parte del escándalo que afecta a la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) y organizaciones deportivas afines, y que involucra a varios de sus directivos.

El expresidente de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol), cargo al que renunció tras su arresto, fue llevado por agentes del FBI a la corte federal del distrito este, en el distrito neoyorquino de Brooklyn, tras su arribo hoy a la ciudad.

Napout compareció en una audiencia de unos 45 minutos en la que se le presentaron cinco cargos, que incluyen conspiración, blanqueo de dinero y fraude en transferencias bancarias.

Tranquilo, Napout, que vestía vaqueros negros y suéter azul claro y negro, caminó hacia el estrado, donde le esperaba su abogado John Papalardo, quien dijo al juez Robert Levy que su cliente no necesitaba traductor porque habla cinco idiomas, entre ellos inglés.

Papalardo entregó al juez una petición de fianza, a lo que no se opuso la fiscalía, y luego de una consulta de unos quince minutos entre todas las partes, Levy impuso la fianza de 20 millones de dólares. De esa cantidad, el acusado deberá abonar mañana diez millones en efectivo, siete millones para el viernes con respaldo de un banco y tres millones en propiedades.

La defensa no lo objetó, tras lo cual la fiscalía impuso varias condiciones para el arresto domiciliario de Napout, entre ellas la vigilancia electrónica 24 horas y que sólo pueda salir de su residencia con autorización del FBI. Igualmente se exigió que entregara al FBI sus pasaportes, incluido uno italiano, y no podrá solicitar otro, ni tampoco tener contacto con los coacusados en este "complejo caso", como le llamó la fiscalía.

A Napout se le permitió permanecer bajo las jurisdicciones de las fiscalías federales del sur y del este en Nueva York y la del sur en Florida, con sede en la ciudad de Miami. A preguntas de la prensa, la fiscalía no quiso explicar la razón para permitírsele permanecer en Miami. "Sólo me referiré a lo que dice el documento público", indicó la agente de la fiscalía, no identificada.

De hecho, cuando Napout abandonó el tribunal, acompañado por su esposa Karen y de su hija Victoria, salió del lugar en un vehículo con matrícula de Florida. La próxima audiencia en esta corte será el 16 de marzo, cuando también deberá comparecer el expresidente de Honduras (1990-1994) Rafael Leonardo Callejas, también expresidente de la Federación de Fútbol de su país.

Callejas, de 72 años, también estuvo hoy por primera vez en el mismo tribunal de Nueva York, donde se declaró no culpable, pero quedó detenido sin fianza en la cárcel federal en Brooklyn. La acusación contra el exmandatario y otros directivos de la FIFA y de otras organizaciones deportivas fue anunciada oficialmente el pasado 3 de diciembre por la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.

La Justicia estadounidense les acusa de haber recibido sobornos que se elevan "a millones de dólares" a cambio de la venta de los derechos de retransmisión de torneos futbolísticos internacionales.

Callejas, que era miembro de la Comisión de Mercadotecnia y Televisión de la FIFA, llegó el pasado lunes a EE.UU, en un avión privado, y quedó detenido tras aterrizar en Miami, desde donde fue trasladado a Nueva York para comparecer hoy ante el juez. En su audiencia, Callejas estuvo acompañado por su abogado, el cubano Manuel Returete, quien no quiso hacer comentarios a la prensa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)