12 de julio de 2014 00:00

Toni Kroos se ganó la admiración del mundo en Brasil

El alemán Toni Kroos celebra el tercel gol ante Brasil. Foto: AFP

El alemán Toni Kroos celebra el tercel gol ante Brasil. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 0
Redacción Deportes deportes@elcomercio.com
Quito
Logo MUNDIAL 2014

Toni Kroos es un nombre que apareció con fuerza en este Mundial de Brasil y ahora está entre los que suenan para ganarse el premio como mejor jugador del certamen.

Su rendimiento con la Selección de Alemania fue de menor a mayor, hasta convertirse en uno de los ejes del medio campo, junto con Mesut Özil.

El hecho de que haya despegado tan repentinamente, incluso, lo llevará a filas del Real Madrid por un precio ‘irrisorio’ si se compara con su aporte en la cancha con la camiseta germana.

El Bayern Munich recibirá USD 34 millones del Madrid por un futbolista cuyo contrato culminaba el próximo año y que tiene 24 años.

Kroos firmará con el cuadro madridista por cinco temporadas y cobrará un salario anual neto de USD 8,16 millones.

Por eso, el diario Marca considera que “el Madrid consigue un fichaje de lujo para reforzar la medular (medio campo), petición expresa de (el técnico Carlo) Ancelotti que dispondrá de uno de los mejores centrocampistas del mundo”.

El volante demostró su talento desde temprana edad, pues con 17 años se convirtió en el jugador más joven en debutar con el plantel principal del Bayern Munich.

Siete años más tarde, medios especializados como mundeportivo.com, consideran que “ha alcanzado una madurez perfecta”.

Su ambición es futbolística, pero también es personal, pues ya no aceptó recibir menos dinero que compañeros como Mario Götze (ambos tienen el mismo representante, Volker Struth), Thiago Alcántara, Javi Martínez, Franck Ribéry, Thomas Müller y hasta que el recién incorporado Robert Lewandowski. El salario de Kroos fue de USD 6 millones.

Además, con la llegada del DT español Josep Guradiola, su espacio en la titularidad disminuyó… y más con la presencia de Thiago Alcántara, que arribó desde el FC Barcelona.

Kroos empezó a jugar en el Greifswalder SC de su población natal. Allí en Greiswald le descubrió y fichó el Hansa Rostock.

En ese lugar lo ‘pescaron’ los ‘scouting’ bávaros. Pero cuando se estrenó profesionalmente con el Bayern en el 2007, en su vitrina personal ya tenía un premio, el del Mejor jugador juvenil en el Mundial Sub 17, en el que Alemania llegó a las semifinales.

Su vida dio un giro enorme en el 2009 con el DT Jupp Heynckes, quien le pidió al Bayern su cesión para que el volante militara en el Bayer Leverkusen. Fue este entrenador quien pulió sus destrezas y habilidades.

Aprovechó sus cualidades técnicas, su potente remate, pero, sobre todo, le dio una seguridad en el aspecto táctico. Fue el director de orquesta de un Bayer Leverkusen que fue protagonista de la Bundesliga en aquella temporada.

Cuando Heynckes regresó a Múnich y se hizo cargo del Bayern ese mismo año, lo primero que pidió a Karl Heinz Rummenigge y Ulli Hoennes fue que recuperaran a Kroos.

Con Jupp se sintió importante. Regresó en el verano del 2010 y allí empezó a brillar más su luz. Esta llamó la atención del técnico Joachim Löw.

En el Mundial de Sudáfrica 2010 fue suplente, pero se ganó su titularidad en la Eurocopa del 2012. Ahora busca el tercer título de la historia alemana.

En Brasil, Kroos, junto a su amigo Bastian Schweinsteiger, son los patrones del juego de Alemania. Ante Brasil, Kroos se consagró de ‘cerebro’. Es el ‘10’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)