1 de julio de 2014 00:00

60% del premio de la FIFA es de los jugadores

Mundial de Brasil 2014. Estadio Mane Garrincha de Brasilia. Partido por la primera ronda del Mundial de Brasil 2014 entre la seleccion de Ecuador (azul) Contra Suiza. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Mundial de Brasil 2014. Estadio Mane Garrincha de Brasilia. Partido por la primera ronda del Mundial de Brasil 2014 entre la seleccion de Ecuador (azul) Contra Suiza. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 135
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 0
Tito Rosales y Fabián Alarcón V.  
deportes@elcomercio.com
Quito
Logo MUNDIAL 2014

Los jugadores de la Selección ecuatoriana no cumplieron con las expectativas en el Mundial de Brasil 2014, pero ganaron premios económicos envidiables, que quizás les sirvan de aliciente ante el malestar que generó la eliminación de la fase de grupos del torneo.

Desde el 2002, cuando la Tricolor disputó su primer Mundial, integrar el combinado se convirtió en una aspiración mayor para los jugadores, debido a los incentivos económicos que eso significa.

En la eliminatoria sudamericana para clasificarse al torneo de Brasil, cada seleccionado recibió USD 10 000 por triunfo (siete) y 6 000 por empate (tres). Según esta tabla, los integrantes de la Tri ganaron USD 88 000.

En este contexto y para ejemplificar, la familia del fallecido Christian Benítez, quien fue el de mayor actividad y estuvo en la parte alta del escalafón , debe recibir USD 140 000.

La FIFA debe entregar USD 9,5 millones a la FEF. De esos, USD 1,5 millones eran para la preparación previa del combinado y 8 millones por llegar al Mundial en Brasil. Los jugadores, al conocer cuánto recibirá la Federación, pidieron el 60% de este último rubro.

El acuerdo se dio antes del cotejo contra Uruguay, en Quito, por la penúltima fecha de eliminatorias. Así lo confirmó Hugo Mora, tesorero de la FEF.

La Federación acordó entregarles USD 4,8 millones que se repartirán entre los seleccionados por haber disputado la eliminatoria al Mundial.

La FEF les entregó USD 2 millones antes de ir a Brasil y los USD 2,8 millones restantes se los darán en agosto, una vez que la FIFA haga la liquidación.

Mientras que en el torneo, los futbolistas solo recibieron USD 400 diarios de viáticos, valor que también se mantiene desde el 2002. Es decir, un seleccionado podía llegar a obtener USD 12 000 durante 30 días de concentración.

Estos rubros superan ampliamente a los que se entregaron durante el proceso para la cita ecuménica de Alemania 2006, en donde Ecuador alcanzó los octavos de final y fue eliminado por Inglaterra.

Allí, la Federación recaudó USD 6,5 millones por avanzar hasta esa instancia, mientras que USD 3,5 millones fueron por clasificarse a la cita mundialista.

De ese rubro, los pupilos del DT colombiano Luis Fernando Suárez se repartieron USD 2 385 000, según indicó entonces Carlos Villacís, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

“Los premios para los 23 jugadores (de forma individual) fueron de USD 30 000 por cada partido ganado y USD 30 000 más por la clasificación a los octavos de final.

Esa cantidad se duplicó para el entrenador, más USD 45 000 para cada uno de los tres colaboradores del cuerpo técnico”, especificó en aquella época el directivo.

Mientras que durante la eliminatoria, Mora recordó que la tabla fue la misma que se implementó desde 1998 y que se mantiene, con USD 10 000 por cotejo ganado de local, 12 000 de visitante y 6 000 por empate (de local o visita). Ecuador consiguió siete triunfos (USD 72 000) y cuatro empates (24 000).

Y realmente, la historia de bonificación para el proceso eliminatorio para el Mundial del 2002 en Corea-Japón fue similar. La Ecuafútbol repartió USD 745 000 para el plantel que era comandado por el también colombiano Hernán Darío Gómez.

Y el jugador que más recibió fue Ulises de la Cruz, con USD 117 000. El lateral derecho carchense estuvo en los 18 cotejos que disputó la Tricolor en la histórica clasificación a una Copa del Mundo.

Con el objetivo cumplido, la FIFA entregó al organismo ecuatoriano USD 600 000 por ganarse su boleto y USD 1,7 millones por competir en la fase de grupos.

Este último valor es el que se repartió entre los seleccionados que fueron inscritos para el torneo. Mientras que los que no pudieron actuar, se beneficiaron de una ‘bolsa común’ con aporte de los mismos seleccionados.

Esta idea la propuso el ‘Bolillo’ Gómez, quien contribuyó en las negociaciones. Estos acuerdos se dieron mientras se desarrollaba el proceso premundialista que empezó en 1998, similar a lo que ocurrió en la último clasificación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)