3 de julio de 2014 00:00

Neymar desafía a James Rodríguez en los cuartos de final del Mundial

Neymar y James Rodríguez. Foto: AFP

Neymar y James Rodríguez. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 8
Contento 0
Álex Puruncajas.  Redactor
Quito
Logo MUNDIAL 2014

James Rodríguez y Neymar lucen el número 10 en sus camisetas, tienen 22 años y juegan su primer Mundial. ¿Otras semejanzas?

Ambos son los más talentosos de sus selecciones y están entre los goleadores de la Copa (el colombiano suma cinco tantos y supera solo por uno al brasileño).Las similitudes también son físicas.

Neymar mide 1,76 m y James, 1,80 m. En la cancha, el brasileño corre a una velocidad de hasta 31,8 kilómetros por hora, mientras que el cafetero lo hace a 30,9 km/h, según la estadística de la FIFA.

Ambos gambetean, rematan desde fuera del área y generan asistencias de gol.

Pero sí hay diferencias: ‘Neymaravilla’ afronta la presión de un país que sufre con el juego de la ‘Selecao’ y está en alerta ante un nuevo ‘Maracanazo’.

En cambio, el cafetero es el jugador que, con sus goles y su fútbol, se ‘coló’ a la fiesta que estaba reservada para el brasileño y para Lionel Messi.

El anfitrión del torneo se medirá mañana, viernes 4 de julio, al invitado sorpresa en el estadio Castelão de Fortaleza (15:00 de Ecuador).

Neymar –junto a Oscar- es el más joven del equipo titular de la ‘Canarinha’. Además, la prensa y los ‘torcedores’ siguen con atención sus movimientos.

El periódico O’Globo publicó un reportaje en el cual evidenció inquietud por el llanto del ‘crack’ del Barcelona y de sus compañeros ante Chile.

La cadena TV Globo formuló la pregunta: ¿Qué pasaría si Brasil no gana el Mundial? Y, luego, consultó a exfutbolistas y especialistas, quienes indicaron que el llanto puede ser contraproducente en determinados momentos por el exceso de nervios que muestran los jugadores en los encuentros.

En las calles del país que acoge la cita mundialista también hay preocupación. “Esta Selección no tiene nada de juego bonito. Así no vamos a ningún lado. Neymar es nuestra esperanza”, dijo Samuel Cordeiro, un taxista de Curitiba.

El delantero mostró frialdad para ejecutar el tiro penal ante el golero Claudio Bravo, de Chile, en el cotejo de octavos de final, pero su llanto contrastó con las imágenes de alegría de James tras sus partidos.

La FIFA eligió a James como ‘Man of the match’ (el hombre del partido) en tres ocasiones y el cafetero respondió que lo logró gracias al apoyo de sus compañeros.

El juego colectivo de las selecciones es, precisamente, un factor que puede influir en el rendimiento de ambos ‘cracks’, opinó Tostão, citado por el Diario El País de España.

Tostão explicó que la selección brasileña depende en exceso de Neymar. Esto porque el medio campo no organiza y distribuye la pelota con fluidez.

El 10 se tomó con calma la presión. Ayer, sonriente -en una conferencia de prensa- negó sentirse ‘sobrecargado’ por la obligación de ganar el Mundial en casa. También elogió a James, pero añadió que “espera que su ciclo se acabe”.


A James también se lo vio animado estos días. Él le jugó una broma a Pablo Armero. Junto a sus compañeros se escondió en la habitación de concentración para asustar a Armero.

James captó el momento en un video y soltó carcajadas. Él espera seguir con su felicidad mañana ante el desafío que representan Neymar y su equipo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)