17 de febrero de 2018 00:00

Luis Soler pide movilidad y un juego rápido ante el Delfín Sporting Club

Mario Rizotto (der.) se lleva el balón en una de las prácticas de pretemporada. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Mario Rizotto (der.) se lleva el balón en una de las prácticas de pretemporada. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A un costado de la cancha del estadio Gonzalo Pozo Ripalda, un grupo de publicistas hacía correr a Wágner Valencia. Ellos filmaban un comercial para uno de los auspiciantes del club. Al otro costado del terreno de juego, el entrenador Luis Soler atendía a los medios que buscaban novedades.

El regreso de Aucas a la Serie A se hará oficial el domingo 18 de febrero de 2018 (16:00) cuando reciba en su casa al Delfín Sporting Club, subcampeón de la temporada 2017. Entre la dirigencia hay expectativas. Este año se contrataron 15 jugadores y la base del equipo que ascendió se modificó en su 90%.

Con un presupuesto cercano a los USD 4 millones, la directiva aspira a clasificarse al menos a la Copa Sudamericana y finalizar entre los seis primeros. El DT Soler sostuvo que su equipo ha tenido una pretemporada intensa. Llega con ritmo después de haber disputado cinco amistosos y de haber trabajado en la parte física durante casi un mes y medio.

“Tuvimos una semana dura de trabajo y nos enfocamos en corregir algunos errores que vimos en el partido ante Deportivo Quito”, dijo Soler.

Para el argentino, hubo buenas actuaciones ante Barcelona Sporting Club, en su presentación oficial, y ante Liga, en un amistoso a puertas cerradas. Sin embargo, el juego con la ‘AKD’ dejó incógnitas por resolver.

“Hubo rendimientos individuales que no estuvieron bien en ese partido. El once que he puesto hasta el momento ha rendido bien, pero nos desconcentramos en jugadas de pelota detenida”, reconoció el entrenador oriental.

Para su primer juego, Aucas tendrá dos bajas por lesión. La primera es la de Michael Jackson Quiñónez. El mediocampista de 33 años sufrió una molestia en el pubis que no le permitió entrenarse con normalidad durante la pretemporada. La segunda es la de Juan José Govea, quien sufrió una molestia muscular en el cotejo con los chullas.

Durante las tres últimas semanas, el cuerpo técnico de los orientales ha reforzado algunos conceptos tácticos en la plantilla. Soler busca que su equipo sea rápido en las transiciones de defensa a ataque y que intente crear asociaciones para llegar al arco rival. Para el estratega, no basta con tener la pelota sino saber cuál será el destino final.

El juego ante el Delfín SC  será el primer examen para ver cómo llega el equipo. Entre la plantilla hay confianza. “Vamos a ser un equipo protagonista. Se hará sentir en casa. Buscaremos el partido, pero Delfín es un equipo muy difícil, que tiene ya un año trabajando. Nosotros trajimos 14 refuerzos. Construir un equipo no es fácil, pero ya se ve una base”, aseguró el técnico.

El equipo que saltará a la cancha del Gonzalo Pozo Ripalda estaría conformado por: Víctor Soto; Diego Palacios; Luis Romero, Juan Lara, Byron Mina; Mario Rizotto, Juan Gabriel Rivas, Fernando Hidalgo, Jayro Padilla; Wágner Valencia y Edson Montaño.

Las entradas ya salieron a la venta en las boleterías del estadio y sus precios son: general, USD 7; tribuna, USD 15 y palco, USD 25. Ayer el equipo realizó su última práctica formal y Soler definió la estrategia que utilizará para detener al Delfín.

Los cetáceos también están listos para su debut. El conjunto manabita hizo su pretemporada en Uruguay, donde jugó amistosos con Peñarol, Montevideo Wanderers y River Plate de ese país. También jugó ante Universidad de San Martín de Perú, en el estadio Jocay.

El equipo que dirige el DT uruguayo Guillermo Sanguinetti fichó 12 jugadores. En los planes de la dirigencia estaba armar una plantilla más amplia, porque este año disputarán la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)