28 de noviembre de 2017 00:00

Exdirigente Luis Bedoya explicó el sistema de coimas en caso FIFAGate

Luis Bedoya (izq.), Luis Chiriboga y Sergio Jadue, tres implicados en el FIFAgate. Foto: EFE

Luis Bedoya (izq.), Luis Chiriboga y Sergio Jadue, tres implicados en el FIFAgate. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

Las audiencias por el caso denominado FIFA­Gate continúan realizándose en un Tribunal de Justicia de Broo­klyn. Ayer empezó a rendir su versión el expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya.

El directivo, que estuvo al frente del balompié colombiano desde el 2006 hasta el 2015, cuando estalló el caso, dio explicaciones de cómo funcionaba el sistema de coimas. El FIFAgate empezó en mayo del 2015, cuando en un operativo internacional, la Policía detuvo en Suiza a algunos de los ‘peces gordos’ de la dirigencia sudamericana; entre ellos, a Bedoya. 


En diciembre del mismo año, Luis Chiriboga -expresidente de la Ecuafútbol- también fue detenido por un caso de lavado de activos en el país.


El lunes 27 de noviembre de 2017, durante su versión, Bedoya hizo algunas menciones a Chiriboga, quien cumple arresto domiciliario en la capital. De acuerdo con el periodista estadounidense Ken Bensinger, presente en la audiencia, Bedoya reconoció la existencia del llamado ‘grupo de los seis’, al que supuestamente pertenecían él y también Chiriboga.


El grupo conformado por los titulares de las Federaciones de Ecuador, Colombia, Perú (Manuel Burga), Paraguay (Juan Ángel Napout), Venezuela (Rafael Esquivel) y Bolivia (Carlos Chávez). Ellos buscaban ser un contrapeso de los dirigentes de las grandes potencias, Argentina y Brasil, para cobrar jugosas coimas en las negociaciones de los derechos de televisión de los torneos continentales.

Chiriboga habría tenido una presencia activa en los ‘lobbys’ que hacía el grupo, sobre todo con los empresarios televisivos Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis. Estos reconocieron que sobornaron a los dirigentes para obtener los derechos de TV de torneos como la ­Copa América.


De acuerdo con Bedoya, Mariano Jinkis, de Full Play les ofreció a los directivos del grupo un millón de dólares para cada uno (se pagaría en dos cuotas) para obtener su voto en la adjudicación del contrato televisivo.

Los acuerdos también incluían pagos por los derechos de la Copa Libertadores. Allí, Alejandro Burzaco, de Torneos y Competencias, habría pagado anualmente USD 
400 000 a los integrantes del grupo de los seis. Pero después el empresario ofreció pagar USD 200 000 más a Chiriboga y a Bedoya, “por ser personas de confianza”, según se mencionó ayer
.

Pero la trama iba más allá. El directivo Bedoya contó en la audiencia -según los tuits de Bensinger- que Mariano Jinkis acercó una supuesta propuesta del Comité Organizador del Mundial de Qatar, para obtener tres votos de los dirigentes sudamericanos.

Jinkis, quien manejó por décadas los derechos de televisión del fútbol ecuatoriano en el exterior, ofreció al grupo de los seis de USD 10 a 14 millones a cambio de los votos. Sin embargo, Bedoya, que era parte del Comité Ejecutivo de FIFA, votó por EE.UU. para la Copa del 2022.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)