26 de febrero del 2016  00:00

Claudio Borghi impuso nuevas normas de convivencia en Liga de Quito

Los jugadores albos se entrenaron en el complejo de Pomasqui, con el DT Claudio Borghi. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Los jugadores albos se entrenaron en el complejo de Pomasqui, con el DT Claudio Borghi. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 3
Contento 117
Redacción Deportes

Los jugadores albos deben presentarse en el Complejo de Pomasqui una hora antes del inicio del entrenamiento. Es una de las normas impuestas por el entrenador Claudio Borghi, desde que se incorporó a Liga de Quito.

El entrenador reúne con anticipación a sus dirigidos para que todos compartan el desayuno. Así todos acuden al recinto deportivo a las 09:00 y, desde las 10:00, realizan las tareas tácticas o los ejercicios con balón. En caso de que uno se atrase puede existir una multa económica.

Con el anterior entrenador, los jugadores se reunían solo para cumplir la práctica. Con Borghi, todos comparten la
primera comida del día. Así lo hicieron ayer los universitarios, que se alistan para el duelo de mañana ante Fuerza Amarilla (desde las 15:00, en el estadio 9 de Mayo de Machala).

El partido corresponde a la quinta fecha del Campeonato, pero para los albos representa recién su segundo juego del torneo (esto porque tiene diferidos tres partidos).

El plantel viaja hoy hasta Machala, para afrontar el cotejo de mañana.

Al estratega argentino-chileno le gusta contar con todos sus dirigidos en esa primera parte del día. Para él es su primera experiencia en el fútbol ecuatoriano y quiere moldear al equipo bajo sus  reglas y con un estilo de fútbol ofensivo.

Por ello, también pidió que los jugadores dejaran a un lado los celulares durante los desayunos, los almuerzos y las cenas. Con esto, los jugadores tienen más tiempo para compartir y conocerse.

Durante las prácticas, el entrenador también es estricto con el cumplimiento de los ejercicios. Pero también suele matizar sus órdenes con bromas.

Los albos han empezado a adaptarse a esa forma de conducción. Algunos están complacidos con el estilo de juego que ha impuesto en el plantel. "Al profesor le gusta que presionemos en el medio campo e imponer nuestro ritmo para controlar el balón", reveló ayer Fernando Hidalgo, en la habitual rueda de prensa que conceden los jugadores antes de un encuentro.

Hidalgo, con Borghi, ahora tiene más libertad para jugar al ataque. Las tareas de marca quedan para Exequiel Benavídez, quien fue contratado por pedido de Borghi.

Ambos se prevé que serán titulares mañana en Machala. También formarán parte de la delegación universitaria que se trasladará a Brasil, el lunes, para su próximo cotejo de la
Copa Libertadores, ante el Gremio de Porto Alegre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (41)
No (9)