22 de enero de 2016 00:00

38 volantes se unieron a los clubes en el fútbol ecuatoriano 

Edson Puch en un entrenamiento de Liga de Quito.  Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Edson Puch en un entrenamiento de Liga de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Álex Puruncajas

En los últimos días del 2015, el entrenador Claudio Borghi delineó la plantilla de jugadores de Liga de Quito para esta temporada. El argentino se percató, entonces, de que necesitaría más futbolistas de ataque para imponer su estilo de juego y sugirió algunos nombres. Uno de ellos fue el del chileno Edson Puch.

Los directivos atendieron el pedido del técnico y ficharon al araucano, de 29 años, quien puede desempeñarse como mediocampista y delantero. Él juega por el sector izquierdo y, con sus gambetas, confunde a sus rivales. Jugadores como él, que actúan como ‘mediapuntas’ o ‘extremos’, son bastante solicitados en los equipos actuales por sus virtudes para controlar el balón y generar juego ofensivo desde el medio campo o para crear acciones de gol.

Según el DT, los partidos se ganan en el medio campo, una filosofía implementada por entrenadores como Pep Guardiola.
En el fútbol ecuatoriano, los jugadores de ataque también son requeridos. Para esta temporada, de los 108 fichajes realizados hasta el momento, 38 juegan de mediocampistas. Además, 29 delanteros, 34 defensas y 7 arqueros se unieron a los planteles durante este período de pretemporada de los planteles de la Serie A.

Entre otros volantes destacados contratados está el argentino Damián Díaz, quien volvió a Barcelona tras su paso de dos años por el club Al-Wahda, de los Emiratos Árabes Unidos (entre el 2013 y el 2015). ‘El Kitu’ fue campeón del balompié nacional con el ‘Ídolo’, en el 2012.

La Universidad Católica también apostó por un mediocampista gaucho para fortalecer su equipo. Contrató a Juan Pablo Caffa, quien jugó 38 partidos y marcó nueve goles con Liga de Loja en el torneo del año pasado.

Caffa tiene 31 años y llegó al ‘Trencito Azul’ con el aval del entrenador Jorge Célico. “Él (Caffa) es el único extranjero nuevo. Se une a los foráneos que ya tenemos porque es un jugador probado en el medio”, explicó Francisco Egas, directivo camarata.
Los planteles también buscaron a volantes aguerridos y con marca. Uno de ellos es Pedro Larrea, fichado por un año en El Nacional. El lojano acordó su vinculación luego de que se frustró su salida al Botafogo de Brasil.

“Es uno de los jugadores que pidió el entrenador (Eduardo) Favaro”, admitió Tito Manjarrez, presidente de los ‘puros criollos’. Él no reveló el monto de la contratación, pero aseguró que dará jerarquía al plantel que, este año, contará con jóvenes promovidos de las juveniles.

El alto número de fichajes de jugadores de medio campo contrasta con lo que ocurrió en el 2015. Entonces, los clubes optaron por más delanteros (36). 25 volantes, 31 defensas y seis arqueros fueron contratados, la temporada pasada.
En estos dos meses del año, el número de fichajes se incrementó en relación al anterior campeonato. Esto pese a que los dirigentes afirman que aún persisten problemas económicos para financiar los presupuestos.

Por esto, en algunos casos, se ficharon a jóvenes como David Noboa, de 20 años, quien llegó a El Nacional tras formarse en Emelec. El guayaquileño también juega de volante y aspira consolidarse como titular.

Él es uno de los 31 volantes ecuatorianos que se unieron a planteles de la Serie A. Los otros vienen de Argentina (Juan Ignacio Marcarié, Agustín Sanfilippo, Damián Díaz y Caffa).
También provienen de Uruguay (Emiliano Tellechea y Brahian Alemán). Además, hay uno de Venezuela (Jacobo Kouffaty).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)