8 de abril de 2016 16:01

Río inaugura su piscina olímpica, una de las últimas obras de los JJ. OO. 2016

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, visita el estadio Acuático Olímpico con capacidad para 18 mil personas en el Centro Olímpico, donde se realizarán las competiciones de natación y la final de polo acuático de los juegos olímpicos Río 2016. EFE

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, visita el estadio Acuático Olímpico con capacidad para 18 mil personas en el Centro Olímpico, donde se realizarán las competiciones de natación y la final de polo acuático de los juegos olímpicos Río 2016. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, encabezó este viernes 8 de abril del 2016 la ceremonia de inauguración del Centro Olímpico de Deportes Acuáticos, una de las últimas obras que estaban pendientes para los Juegos Olímpicos en agosto próximo.

La infraestructura para las pruebas de natación y waterpolo está situada en el Parque Olímpico de Barra da Tijuca y será puesta a prueba este mismo mes.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, destacó que Brasil, pese a la crisis económica y política que afronta, demostró que es capaz de construir obras en los plazos y los precios previstos.

"Brasil es permanentemente desafiado en su capacidad de hacer las cosas y de entregar las cosas. No fue poco lo que nos dijeron que el Parque Olímpico no iba a quedar listo y no fue poco lo que escuchamos que las obras no serían concluidas con el precio establecido en la licitación", dijo el alcalde.

A poco menos de cuatro meses para la inauguración de los
Juegos Río 2016, la única obra que falta en el Parque Olímpico es el Velódromo, que se atrasó por problemas financieros. "Todas las obras, absolutamente todas, fueron entregadas en el plazo", añadió.

Rousseff destacó que, pese al elevado costo de organizar unos Juegos Olímpicos, Río de Janeiro consiguió dejar un buen legado urbanístico para la ciudad.

"Me impresionó mucho una información dada por el alcalde, la de que todas nuestras arenas y estadios tienen un valor sumado equivalente al de un único estadio en el cual se realizaron las ceremonias de apertura y clausura y las principales competiciones atléticas de Londres (2012)", afirmó la jefe de Estado.

Paes dijo que los estadios y las arenas de los Juegos Olímpicos no tienen detalles lujosos y algunos, como la piscina olímpica, son temporales y sus estructuras y otros materiales serán usados posteriormente en escuelas y centros populares. El centro acuático tuvo costo equivalente a USD 83,4 millones.

Gran parte de la iluminación y de la ventilación del centro de natación es natural y su único detalle lujoso es una gigantesca tela en poliéster que cubre uno de sus costados, constituida por 66 paneles de 27 metros de altura, en que fue reproducida la obra "Celecanto Provoca Maremoto", de la artista plástica brasileña Adriana Varejao.

Además de ser decorativo y destacar el arte brasileño, la tela tiene un material especial que ayuda a regular la temperatura de toda la instalación.

Según el presidente del Comité Organizador de los Juegos Río 2016, Carlos Arthur Nuzman, la principal característica de la piscina olímpica es que, por no contar con una pileta para saltos ni otras de entrenamiento, los graderíos están a pocos metros del agua.

"Tengo una larga carrera con Juegos Olímpicos y en ninguno de ellos tuvimos un estadio acuático exclusivo para natación. Este es un escenario en que los nadadores van a sentir la presión muy fuerte, pero sana, del público, que estará muy cerca", puntualizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)