23 de mayo de 2017 00:00

Jhon Chancellor jugó béisbol en su adolescencia

Jhon Chancellor (centro)  ha jugado 13 partidos en el campeonato. Foto: API para EL COMERCIO

Jhon Chancellor (centro) ha jugado 13 partidos en el campeonato. Foto: API para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ronald Ladines
Redactor (D)
[email protected]

A Jhon Chancellor le gusta vivir acompañado, por eso viajó a Ecuador junto a su novia María Laura Coelho. Con ella a su lado, se le hizo más fácil adaptarse al Delfín de Manta, que es su primera experiencia como futbolista fuera de su natal Venezuela.

Están juntos hace tres años y por eso no dudó en pedirle que viajara con él. El defensor cuenta que le gustaría casarse con ella, aunque es un plan a largo plazo, y ofrece la misma respuesta cuando se le consulta sobre tener hijos. Por ahora están bien así.

A la pareja le gusta Manta y siempre que pueden van a la playa. Son fanáticos del mar y la arena, lo que les facilitó su adaptación al balneario manabita. “El clima es parecido a mi ciudad (Puerto Ordaz), pero la cercanía al mar es lo que más me gusta. La comida de acá es deliciosa, el encebollado me tiene loco, fue lo primero que comí cuando llegué y no me canso de hacerlo”, contó el jugador de 25 años.

Conoció rápido la ciudad porque sus compañeros lo guiaban. Se lleva bien con todos sus compañeros, pero los más cercanos son Carlos Garcés y Luis Luna, con los cuales suele compartir la habitación en la concentración.

En ocasiones llega a las prácticas, en el complejo de los Geranios, en el auto de Garcés, a quien considera su amigo.

Chancellor es figura en el Delfín, equipo con el que suma 13 partidos jugados. A pesar de ser defensor central, también suele subir al área rival, por lo que suma dos tantos. Según él, su equipo aún no llega al máximo rendimiento.

Los cetáceos son los líderes del campeonato, con 31 puntos. El defensa admite que conocía poco del equipo por lo que empezó a investigarlo cuando recibió la propuesta. Su amigo Jacobo Koufatty, que militó en Deportivo Cuenta, lo alentó a viajar a Manta.

Koufatty también había arreglado un contrato con Delfín, pero pocos días después emigró al fútbol colombiano. Chancellor se siente agradecido con su amigo, con quien deseaba coincidir en el equipo, porque según él llegar a Ecuador fue su mejor decisión.
“Acá el fútbol se vive con otra intensidad, la gente alienta mucho y en la calle todos me reconocen y me tratan bien”, cuenta. Actualmente forma parte de la lista de convocados para el amistoso que disputará Venezuela ante Ecuador, en junio próximo.

En su país, el deporte más popular es el béisbol, disciplina en la que también jugó. Recuerda que a sus 13 años era ‘pícher’ en los equipos de su colegio y cuando jugaba con sus amigos de barrio.

También incursionó en el baloncesto y en el voleibol. Fue su hermano mayor, Juan Carlos, que amaba el fútbol, quien lo convenció de decidirse por esta disciplina.

Es el tercero de cinco hermanos y siempre está en contacto con su familia que reside en Venezuela. Los problemas políticos que afectan a su país lo preocupan y por eso está en constante contacto con sus seres queridos. “La situación en mi país afecta a unos más que a otros, por suerte mi familia está bien”, cuenta el deportista.
Admira a Luis Vallenilla Pacheco, veterano defensa venezolano con quien compartió en Mineros de Guayana. Él le ayudó a perfeccionar su técnica de anticipos y le enseñó como ubicarse en la cancha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)