5 de julio del 2016  00:00

Velocidad y potencia son las armas de Independiente del Valle

Bryan Cabezas es uno de los talentos de Independiente formados en las divisiones formativas. Foto: EL COMERCIO

Bryan Cabezas es uno de los talentos de Independiente formados en las divisiones formativas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 13
Álex Puruncajas

Los mediocampistas Jefferson Orejuela y Mario Rizotto corren entre 9 y 11 kilómetros en un partido de 90 minutos del Independiente del Valle.

Con estos registros, ambos jugadores son los de mayor despliegue físico del equipo 'rayado' en un encuentro. Esta estadística la lleva Roberto Teixeira, preparador físico del club. El uruguayo guarda estos números en su computadora personal, donde también registra la velocidad y la potencia de los futbolistas del equipo.

La resistencia de Orejuela y Rizotto más la potencia de los defensas Arturo Mina y Luis Caicedo son claves para que el equipo elabore con rapidez sus jugadas de ataque y de contragolpe, explica Teixeira. "Cuando hay jugadores resistentes y fuertes que quitan la pelota en la defensa y en el medio campo, los jugadores explosivos tienen la posibilidad de ir y venir constantemente".

Los números confirman su afirmación: Independiente es el segundo plantel de la Copa Libertadores que más quita la pelota (279 veces) y el quinto que más disparos realiza (125).

Para recopilar la estadística de los jugadores, el preparador físico los sometió a pruebas en la cancha principal del Centro de Alto Rendimiento del equipo, en la pretemporada de enero. Estas pruebas consistían en correr una determinada distancia y pasar por una máquina con un sistema de fotocélulas que 'computarizaba' los datos.

En las pruebas físicas se descubrió que Bryan Cabezas es el más rápido del plantel. Conscientes de esta virtud, los integrantes del cuerpo técnico empezaron a corregir los 'piques' del quevedeño, a quien en su niñez le gustaba practicar atletismo con sus compañeros de escuela.

Infografía Independiente del Valle

Texeira le indicó cómo debía trasladar el balón mientras corría. También la distancia que debía mantener entre sus pies y la pelota durante sus avanzadas. "Me dijo que la velocidad puede ser un mecanismo para explotar más mi juego y me ha ido bien", confirma el extremo zurdo.

El charrúa también aprovecha estos datos para determinar el descanso que precisan sus dirigidos por la alta exigencia del plantel (Independiente acumula 30 partidos jugados en lo que va del año: 18 por el torneo y 12 por la Libertadores). La FIFA recomienda disputar 52 cotejos por año, pero el club de Sangolquí pudiera llegar a unos 60 hasta el final del 2016.

Por esto, algunos titulares se han quedado en la banca de suplentes en cotejos del Campeonato. Otros como Orejuela –de gran resistencia- ha tenido más actividad (28 cotejos jugados).
Las evaluaciones físicas también sirven para que ellos mejoren su musculatura y su juego.

Así, Daniel Azcona ejercita los músculos del tren superior y fortalece los brazos, en el gimnasio. Mientras que Luis Ayala hace ejercicios con el balón para mejorar su coordinación. Ellos hacen estas tareas individualmente, antes de las prácticas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)