8 de diciembre del 2015 00:00

La hinchada de Católica celebrará en la casa de Patricio Cobos el paso a la final

Patricio Cobos es el hincha número uno de Universidad Católica. Foto: Carlos A. Rojas/ EL COMERCIO

Patricio Cobos es el hincha número uno de Universidad Católica. Foto: Carlos A. Rojas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 10
Carlos Augusto Rojas

Las tres últimas temporadas han sido las más placenteras para Patricio Cobos como hincha de Universidad Católica, el tradicional equipo quiteño que se fundó a mediados de mayo de 1963.

El elenco del Trencito Azul, el mismo que estuvo tan cerca de ser campeón en 1979, está a las puertas de jugar una final en el fútbol ecuatoriano. Y uno de sus aficionados más entusiastas, el mismo que guarda la bandera gigante en su domicilio, hace cuentas, se emociona e imagina lo que puede suceder el fin de semana en la última fecha de la segunda etapa del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol. “Solo necesitamos que el Quito y el Independiente empaten, porque Católica gana en Guayaquil”, dijo el abogado que parece sonreír cada vez que habla.

Una victoria de Universidad Católica llevará a la oncena que dirige Jorge Célico a la final por el título, siempre y cuando Emelec y Liga de Quito pierdan o empaten en sus partidos del fin de semana. Posibilidades factibles para el abogado quiteño que nació en el barrio de San Marcos y que ahora tiene 55 años.

Cordial y dócil en el trato, este fan ‘número uno’ también llora por su equipo. La tarde del 7 de diciembre del 2015, en su despacho en el centro norte de Quito, su voz se quebró al recordar la vez que observó por primera vez a los camarattas en la transmisión internacional de la Copa Sudamericana.

Para poder contar que estos tres últimos años han sido los mejores, los de mayores satisfacciones por las seguidas participaciones internacionales de su equipo, Cobos debió realizar un par de pausas. Sus ojos se humedecieron.

Católica ingresó a su vida siendo niño, cuando su tío Marcelo Cobos defendió la camiseta celeste desde 1969. A inicios de los 70 ese “guambra” observó entrevistas de su tío en el periódico y desde entonces no pudo ser otra cosa sino hincha de Universidad Católica. Más adelante, en 1998, cuando el equipo jugaba en Segunda División y era local en Sangolquí, empezó su faceta de seguidor empedernido, de aquellos que acuden religiosamente a los estadios, de esos que llevan banderas, tambores y papel picado.

En Segunda, en Serie B y ahora en la A, cerca de llegar a la final, el abogado que se emociona al ver a su equipo en las transmisiones internacionales sueña con ver más hinchas de su equipo en los estadios. Él cree que los buenos resultados deportivos ayudarán para que el grito de ‘Chatoleí’ se escuche más fuerte en las tribunas.

Para que eso ocurra, él pone su granito de arena y acude al Atahualpa con una mochila en la que lleva dos platillos, un tambor y hasta banderas pequeñas que presta a otros seguidores.

Algunos años atrás tenía en su casa un cuarto dedicado solo a Católica pero su esposa, aunque lo apoya en su amor por el equipo, le solicitó arrendar ese espacio para que ingrese más dinero en el hogar. Así lo hizo. Ahora guarda sus ‘cachivaches’ y la bandera gigante de 40 metros en una pequeña bodega. Eso sí, en su oficina mantiene las carpetas con todos los recortes de noticias y reportajes de su club. Tiene una carpeta por cada año desde 1999. Con ese material espera publicar un libro, ojalá con un capítulo destinado a la final del torneo 2015. “Sería lindo jugar por el título”, añadió con una sonrisa el hincha que ofreció su casa para que sus amigos de la barra, aquellos que se ubican en Tribuna, celebren como se debe si Católica llega a la final.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)