Tiempo de lectura: 3' 0'' No. de palabras: 486

Es un clásico estudiantil, protagonizado por dos instituciones tradicionales de la capital. El Instituto Nacional Mejía se enfrentará con el Colegio Montúfar por la final del torneo estudiantil, el 2 de mayo en el estadio Olímpico Atahualpa.

Inicialmente, el encuentro estaba previsto que se dispute este jueves, sin embargo, la organización del partido cambió la fecha para garantizar la seguridad de los aficionados, la mayoría de ellos son estudiantes de los propios centros educativos. Así lo informó el ministro de Deportes, José Francisco Cevallos en su cuenta oficial de Twitter y la decisión fue confirmada por la Federación Deportiva Estudiantil.

A las puertas de la final del campeonato de fútbol Sub 18, las redes sociales han sido la plataforma ideal para calentar el juego. Exalumnos, profesores y estudiantes ya hablan del tema e incluso tienen planes para acudir al estadio Olímpico Atahualpa en grupo. Las barras ya se han puesto de acuerdo para organizar el recibimiento de los equipos.

Este encuentro también tendrá un sabor especial para los deportistas de ambos colegios. Entre los jugadores del Montúfar, el más entusiasta es el arquero Christian Noroña. El joven de 18 años ya sabe lo que es enfrentar al 'Patrón' Mejía en instancias definitivas.

Hace dos años, según recuerda el guardameta, él se enfrentó a algunos jugadores del Mejía en una definición por el tercer lugar en la categoría Sub 16.

En aquel partido hubo una definición por penales. Noroña atajó tres tiros de su rival y con eso, el Montúfar se colgó en el cuello la medalla de bronce.

Richard Estrella, capitán del Mejía, también recuerda ese partido. Él no estuvo en la cancha debido a una lesión en su rodilla derecha y le tocó observar el cotejo desde las gradas. Ante la impotencia de ver a sus compañeros derrotados, sintió que debía hacer algo para devolver la gloria a su institución. Sus 11 goles en el actual campeonato colegial le dieron el chance de llevar al Mejía a la 'revancha'.

La tradicional rivalidad que existe entre las dos instituciones no pasa desapercibida. Además de las acciones de seguridad propuestas por el Ministerio de Educación, en los colegios también se trabaja en prevención.

Diego Lozada, responsable de la comunicación interna del Mejía, organizó una campaña de concienciación para evitar actos de violencia entre las barras. "Hemos conversado con los líderes de las agrupaciones, hicimos charlas para evitar la violencia".

Por otro lado, los jugadores del Montúfar se han transformado en los voceros de su colegio. Ellos dialogan con las barras para hacerles entender que la violencia no es parte de la fiesta deportiva. Emerson Hurtado, jugador del equipo 'lechero', contó que los diálogos con las barras son permanentes.

Califique
2
( votos)