12 de enero de 2015 10:36

Las jugadoras, resignadas a jugar el Mundial de Canadá en césped artificial

Ambar Torres durante el entrenamiento de la Selección Femenina de Fútbol en la Casa de la Selección. Foto: Jenny Navarro/EL COMERCIO

Ambar Torres durante el entrenamiento de la Selección Femenina de Fútbol en la Casa de la Selección. Foto: Jenny Navarro/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Zúrich, Suiza

Las jugadoras que participarán en el próximo Mundial femenino que se disputará en Canadá del 6 de junio al 5 de julio están resignadas a tener que jugar, por primera vez, en césped artificial, admitió este lunes en Zúrich la estadounidense Abby Wambach.

Un grupo de jugadoras, presentes en la ciudad suiza para participar en la gala del Balón de Oro que se celebrará este lunes, se reunió con una delegación de la FIFA encabezada por el secretario general Jérôme Valcke.

"Tuvimos una reunión esta tarde [lunes] y el diálogo está abierto. Creo que la FIFA ha tomado una decisión y la defienden. Es difícil porque como atletas queremos que nos traten de manera igual", lamentó Wambach, máxima goleadora de la historia en competiciones internacionales.

Pero la delantera, de 34 años, admitió que "por logística" la FIFA no se echará atrás y que cuando las jugadoras estén en Canadá para jugar el Mundial "se dejará de hablar el tema".

Wambach, no obstante, insistió en que "si hubiésemos tenido más tiempo, si hubiésemos tenido este diálogo hace dos años cuando se tomó la decisión, se podría haber llegado a otra solución".

"Para mí es un poco triste porque será mi último mundial y me gustaría jugar en césped natural, pero lo que tengo seguro es que acabaré con muchas más agujetas", bromeó la estadounidense, que pugna con la brasileña Marta y la alemana Nadine Kesler por el premio a la mejor jugadora de la FIFA en 2014.

La FIFA y la organización del Mundial decidieron que los partidos de Canadá 2015 se disputen en césped artificial, lo que fue duramente criticado por las jugadoras, al considerar que era discriminatorio con respecto a los hombres y porque, en su opinión, el terreno sintético puede provocar más lesiones que el suelo natural.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)