26 de noviembre de 2014 00:00

La Tricolor femenina ensaya penales

Entrenamiento de la selección ecuatoriana de fútbol femenino en las canchas de la Casa de la Selección previo a su partido por el repechaje al Mundial de Canadá contra Trinidad y Tobago. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Entrenamiento de la selección ecuatoriana de fútbol femenino en las canchas de la Casa de la Selección previo a su partido por el repechaje al Mundial de Canadá contra Trinidad y Tobago. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Martha Cordova
Quito

La cuenta regresiva comenzó. Ecuador está a siete días de definir su clasificación al Mundial Femenino Canadá 2015 de fútbol. El próximo 2 de diciembre visitará a Trinidad y Tobago, en el segundo partido del repechaje, tras el empate sin goles que se registró en Quito.

Ayer la Tricolor se entrenó a doble jornada en la Casa de la Selección. La práctica de la mañana comenzó a las 10:30 en medio de la neblina y concluyó a las 12:35 bajo un sol que calentó. 


El entrenamiento matutino tuvo bloques bien marcados: trabajo en espacios reducidos con el preparador físico; movimientos tácticos con defensas y volantes; y trabajo de desmarque y dominio de balón en el área chica, por parte de las delanteras. 


“Queremos definir el partido en los 90 minutos y así evitar los penales”, dijo la mediocampista Andrea Pesántez Tenorio.
 La seleccionadora Vanessa Arauz, sin embrago, ordenó el cobro de lanzamientos penales: se acertaron 16 y se fallaron 6.

Andrea concretó los dos remates que ejecutó y además tuvo tiempo para ensayar también el festejo. Angie Ponce y Adriana Barré también acertaron sus lanzamientos, a media altura y con potencia. Ellas demostraron seguridad y aplomo. Quien no pudo concretar fue la capitana, Ámbar Torres.

Ponce y Barré también concretaron dos goles al tomar sendos lanzamientos libres. Elevaron el balón que superó la barrera y se introdujo por el ángulo superior derecho.
 El ambiente en la selección es de optimismo y confianza. El equipo nacional se entrenará hasta el viernes y el sábado viajará a Puerto España, ciudad sede del cotejo del próximo martes donde se conocerá al último clasificado al Mundial.


La seleccionadora también puso atención en los lanzamientos de esquina cobrados por el equipo rival y cómo cuidarse del juego aéreo. El ejercicio consistió en tomar marca a las delanteras, recuperar el balón e iniciar jugadas ofensivas.


Las delanteras Mónica Quinteros, Madeline Riera y Elizabeth Caicedo trabajaron también en repeticiones de protección de balón.
El cuerpo médico, en cambio, pone atención en la temperatura y humedad con las que se pueden encontrar las chicas. Calor sobre los 35 grados centígrados y humedad del 70%. Por eso hay mucha hidratación en las prácticas de la Tri.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)