11 de diciembre de 2015 11:10

Las detenciones de mayo fueron un 'tsunami' según Joseph Blatter

Un colaborador cercano a Joseph Blatter desmintió una supuesta suspensión del presidente de la FIFA por el Comité de Ética de la organización. Foto: Archivo AFP

Un colaborador cercano a Joseph Blatter desmintió una supuesta suspensión del presidente de la FIFA por el Comité de Ética de la organización. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El presidente dimisionario de la FIFA, Joseph Blatter, actualmente suspendido 90 días, declaró que la detención en mayo de siete dirigentes del fútbol mundial fue "un tsunami" sin señal de alarma, en una entrevista publicada el viernes en un periódico económico de Japón.

"Aquello fue un tsunami. Las autoridades suizas podrían al menos haberme informado de que se iba a producir una cosa así", declaró Blatter al Nikkei, una de las cabeceras más importantes de Japón.

Siete altos responsables de la FIFA fueron arrestados al alba en mayo por las autoridades suizas, por varios cargos de corrupción que datan de hace varios años. Entre ellos figuran Jeffrey Webb (Islas Caimán) y Eugenio Figueredo (Uruguay), miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA.

Joseph Blatter también rechazó las sospechas de corrupción que pesan sobre él, especialmente el escándalo ISL, un asunto
"cerrado", según el dirigente.

Según la cadena británica BBC, la justicia estadounidense está en posesión de una carta escrita por el predecesor de Blatter al frente de la FIFA, Joao Havelange, en la que el exdirigente brasileño escribe, sobre los pagos de ISL, que Blatter tenía "completo conocimiento de todas las actividades" y "siempre estuvo informado" de los pagos.

ISL es una sociedad de marketing deportivo sospechosa de haber pagado 92 millones de euros (USD 101,15 millones) en sobornos para obtener los derechos de difusión de varias competiciones en los años 1990.

Sobre la presión de los patrocinadores de la FIFA, irritados por la dimensión de los escándalos de corrupción, Blatter no se mostró inquieto, asegurando que "no se irán".

Seis meses después de la primera ronda de detenciones, una nueva redada tuvo lugar la semana pasada; 16 responsables de la FIFA, todos ellos sudamericanos, fueron inculpados por la justicia americana.

Entre ellos, los dos vicepresidentes de la FIFA arrestados el
3 de diciembre en Zúrich: el paraguayo Juan Ángel Napout, que preside la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit Banegas, dirigente de la Concacaf.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)