7 de diciembre de 2015 17:05

Ecuador quiere saber qué ha descubierto EE.UU. en el fútbol tricolor

Luis Chiriboga fue suspendido de la FEF. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Luis Chiriboga fue suspendido de la FEF. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 4
Indiferente 2
Sorprendido 14
Contento 147
Agencia AFP

Ecuador, cuya justicia arrestó al presidente y secretario de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), quiere conocer qué ha descubierto Estados Unidos en el balompié tricolor en el marco de sus investigaciones en el escándalo de corrupción que golpea a la FIFA.

El fiscal General de Ecuador, Galo Chiriboga, dijo en declaraciones divulgadas el lunes 7 de diciembre del 2015 que pidió al embajador ecuatoriano de Washington, Francisco Borja, que "se informe (...) concretamente qué habría en contra de la Federación o de sus dirigentes en las investigaciones que realizaron los Estados Unidos".

Chiriboga se dirigió al diplomático a raíz de que la justicia estadounidense inculpó el jueves a otros 16 altos responsables y exfuncionarios de la FIFA y asociaciones nacionales de Latinoamérica, entre ellos los presidentes de la Conmebol y la Concacaf, ambos detenidos en Suiza, por el caso de corrupción que sacude desde mayo a la organización mundial.

En junio, el funcionario solicitó información a Estados Unidos para determinar si la FEF está implicada en el escándalo de sobornos de la FIFA, pero la justicia de ese país respondió en octubre que "no podía atender el requerimiento (...) ya que de hacerlo interferiría" con sus investigaciones, de acuerdo con la fiscalía.

Un juez ecuatoriano ordenó la semana pasada la detención y el congelamiento de los fondos de las cuentas bancarias del presidente de la FEF, Luis Chiriboga, el secretario, Francisco Acosta, y del director de Logística de la Selección mayor, Vinicio Luna.

Los tres están arrestados desde el viernes bajo cargos de lavado de activos, en una instrucción fiscal que tomará 90 días para reunir "suficientes elementos de convicción y continuar con las investigaciones".

Principio de inocencia 
"Hemos presentado ya una acusación contra estas tres personas por lavado de activos. Tenemos 90 días para concluir nuestra investigación", señaló el fiscal.

Juan Carlos Machuca, uno de los abogados de la FEF, indicó a su vez que hay que "justificar que no hubo un lavado de activos" y que "la fiscalía no ha destruido todavía el principio de inocencia de nuestros representados. Esto se encuentra en una indagación previa".

El titular de la FEF, quien no tiene ningún parentesco con el fiscal, y Acosta están bajo arresto domiciliario por tener más de 65 años de edad.

En una cárcel común está Luna, quien desde 1998 está vinculado con el combinado tricolor que ha participado en las ediciones mundialistas de 2002, 2006 y 2014, y que en 2007 cumplió un año de prisión por tráfico ilegal de personas.

Luna, un allegado al ahora suspendido titular de la FEF por 90 días, fue acusado de intentar obtener visa a Estados Unidos para personas a las que hacía pasar por miembros de la selección, a cambio de hasta USD 14 000  por documento.

"Tenemos que demostrar que efectivamente los dineros que han sido ingresados a su cuenta (de Luna) son de logística, en el cargo al que él se dedica", dijo a la prensa Lucía Vallecilla, también abogada de la FEF.

Añadió que "se hacen todas las diligencias, los peritajes para corroborar que todo lo que se ha presentado efectivamente tiene relación con todos los ingresos y egresos que ha habido en la Federación".

Crisis, reformas y no reelección
Los tres directivos de la FEF podrían enfrentar una pena de cárcel de entre 10 y 13 años, el máximo que establece la ley ecuatoriana para el lavado de activos. La fiscalía ha descartado la posibilidad de extradición, prohibida por la Constitución nacional.

Los encarcelamientos se produjeron en medio de una larga crisis en el fútbol ecuatoriano por la bancarrota de varios populares equipos y amenazas de huelga de jugadores por sueldos atrasados por unos USD 20 millones.

"Una vez que la Justicia ecuatoriana ha entrado, en buena hora, a indagar los detalles del escándalo, este debe ser el punto de partida de una reingeniería del deporte más popular en el país". 

"Hacen falta reformas profundas en todos los componentes de una disciplina que ha dado alegrías al Ecuador. Uno de los cambios, sin duda, debería limitar la reelección indefinida de los directivos".

Luis Chiriboga, miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol, preside la FEF desde 1998, y en enero pasado fue reelegido por cuarta ocasión consecutiva (hasta 2019).

Molestos con la gestión de Luis Chiriboga, dirigentes de la mayoría de los clubes impulsan una liga profesional independiente de la FEF.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (42)
No (7)