21 de mayo de 2016 00:00

Dos entrenadores conocidos, en las semifinales de la Copa Libertadores

Edgardo Bauza (izq.) y Reinaldo Rueda (der.) dirigieron en Ecuador, a Liga de Quito y a la Selección ecuatoriana, en ese orden. Fotos: Archivos

Edgardo Bauza (izq.) y Reinaldo Rueda (der.) fueron directores técnicos en Ecuador, con Liga de Quito y con la Selección ecuatoriana, en ese orden. Barros Schelotto dirige al clasificado Boca Juniors. Fotos: Archivos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Redacción Deportes

En el fútbol brasileño ronda una corriente fresca: el pragmatismo de Edgardo Bauza. El entrenador de São Paulo tiene un idilio especial con la Copa Libertadores.

El argentino es el primer DT que lleva a cuatro equipos distintos a semifinales. El ‘Patón’ ubicó a Rosario Central en semifinales en la edición del 2001. Siete años más tarde, su primer sueño de alcanzar el título lo logró con Liga de Quito. En el 2014, escribió otra hazaña siendo campeón con San Lorenzo.

Ahora, Bauza, de 58 años, vuelve a escribir otra historia con São Paulo. La campaña del cuadro paulista indica que solo ha perdido tres partidos, en primera fase cuando los sorprendió The Strongest de Bolivia, en su propio estadio (única caída de local), en octavos contra Toluca, en suelo mexicano, y la última por 2 – 1 ante el Atlético Mineiro.

Uno de sus jugadores más destacados es el argentino Jonathan Calleri, go­leador de la Copa con ocho tantos y pedido directamente por Bauza.

Otro de los entrenadores semifinalista será Guillermo Barros Schelotto, con Boca Juniors, equipo argentino dueño de seis títulos en el torneo copero.

El ‘Mellizo’ tiene una particular forma de dirigir: mueve los brazos una y otra vez y en cada palmada parece moldear un tetris. En esta edición de la Copa ha probado un esquema de 4-2-4. Arma un equipo de casi cinco volantes, con Carlos Tévez siempre retrasado y como comandante del equipo.

Barros Schelotto sabe lo que son las mieles coperas, porque las probó cuando era dirigido por Carlos Bianchi. “El celular de Dios lo tiene Bianchi, pero se lo voy a robar...”, dijo el entrenador.

Boca se clasificó con drama a las semifinales, al superar a Nacional luego de la tanda de penales. La campaña tuvo altibajos. Fue con una actuación de menor a mayor. Empató los tres primeros partidos y ganó los tres últimos. Se adjudicó el Grupo 3. Con 12 puntos, terminó como el sexto de los ocho primeros.

En octavos de final superó a Cerro Porteño de local y de visitante. Ahora espera conocer al rival para semifinales, que saldrá del juego entre Pumas e Independiente del Valle.

El tercer entrenador semifinalista es otro conocido del fútbol ecuatoriano: Reinaldo Rueda. Después de su paso por el Mundial de Brasil 2014 al frente de la Tricolor, decidió regresar a su país a dirigir un club y buscar un título internacional. El sueño fue posible y, por primera vez en su carrera, el colombiano se clasificó a una semifinal de la Copa.

Consiguió el cartel de favorito al título por su gran campaña. El Atlético se convirtió en el equipo de moda. Los elogios se multiplicaron desde Perú, Argentina y Uruguay. Su rendimiento perfecto (12 puntos en cuatro partidos), su contundencia en el arco contrario (11 goles) y su valla invicta lo ubicaron como el primer clasificado a los octavos de final del torneo. Fue un cuadro que sorprendió con sus cifras.

En octavos de final superó a Huracán al empatar sin goles de visitante y ganar en casa 4-2. En cuartos de final volvió a enfrentarse a otro equipo argentino. Ante Rosario Central perdió de visitante y escribió una histórica clasificación al ganar de local 3-1. Así, volverá a disputar una semifinal del certamen después de 21 años, frente al São Paulo de Brasil. Esto será en julio próximo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)