18 de abril de 2018 00:00

84 entrenadores han pasado por el campeonato ecuatoriano en 63 meses

El entrenador Guillermo Sanguinetti impartió una charla a sus dirigidos antes del entrenamiento en el complejo Los Geranios. Delfín recibirá el domingo a Liga de Quito. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

El entrenador Guillermo Sanguinetti impartió una charla a sus dirigidos antes del entrenamiento en el complejo Los Geranios. Delfín recibirá el domingo a Liga de Quito. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Álex Puruncajas. Redactor (D)
apuruncajas@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El argentino Fabián Bustos se siente un ecuatoriano más. Llegó hace nueve años a Manabí para dirigir al Manta y sentó raíces en esa provincia.
En Manabí formó su hogar. Conoció a su esposa y tuvo dos hijas. A él, ahora no le resultan extraños el clima, las costumbres y los conflictos en el fútbol ecuatoriano.

Desde el lunes se puso nuevamente al frente del Delfín, tras el despido del uruguayo Guillermo Sanguinetti, quien estuvo 17 meses en el club cetáceo, lo llevó a ser vicecampeón ecuatoriano 2017 y a clasificarse por primera vez a la Copa Libertadores.

Bustos, precisamente, fue quien sugirió el nombre de Sanguinetti para entrenador, antes de que empezara la temporada 2017. El charrúa, sin embargo, salió por los últimos resultados, según el dirigente José Delgado. El club es noveno, con apenas siete puntos.

Sanguinetti, empero, no está del todo conforme. Expresa que se interrumpió su proceso de trabajo. “Logramos un gran triunfo ante Colo-Colo la semana pasada (por la Copa Libertadores) y veíamos que había opciones de salir adelante”, indica el charrúa.

El argentino Aníbal Biggeri también fue cesado del Deportivo Cuenca, por su discreta campaña: en nueve fechas, el ‘Expreso Austral’ sumo seis puntos y es penúltimo.

El gaucho es uno de los 55 técnicos extranjeros contratados por clubes ecuatorianos para la Serie A, desde el 2013. En total, 84 entrenadores han pasado por los banquillos del campeonato, desde ese año.
Los argentinos, precisamente, han sido los más acogidos (35). También han dirigido 13 uruguayos, entre ellos Sanguinetti y Guillermo Almada, quien está al frente del Barcelona.

Los uruguayos empezaron a tener más presencia en el balompié nacional desde el 2012, cuando Repetto llegó al Independiente del Valle. Tras él, vinieron otros como Eduardo Favaro (El Nacional), Almada y Alfredo Arias (Emelec).

Imagen referencial de Fabián Bustos, DT del Delfín SC de Manta. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Imagen referencial de Fabián Bustos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO


Para Bustos, ser técnico es una profesión inestable. Antes del despido de Sanguinetti, el gaucho se desempeñaba como gerente deportivo del Delfín.
Por ello, los dirigentes le pusieron como interino mientras se designaba un nuevo DT.

El ‘Toro’, como era conocido en su época de delantero, agradeció el gesto. Apostaron por él porque conoce a los jugadores y sabe cómo motivarlos, indican los dirigentes.
“Dirigí al equipo en la B y luego en la A. Después, pasé a ser director deportivo. Y ahora aceptamos esta nueva responsabilidad y esperamos pasar el mal momento. Tenemos un calendario muy complicado”, expresa Bustos, de 49 años.

Este miércoles 18 de abril del 2018 se estrena con el cuadro cetáceo ante Liga, a las 19:30, en el estadio Jocay de Manta. A Repetto le causa sorpresa el despido de su compatriota Sanguinetti. Pero dice que el cambio puede resultar motivante para su rival. Por ello, recalca que no puede confiarse en el encuentro de esta noche.

Y, ¿los ecuatorianos?
De los 84 técnicos que han dirigido en los últimos cinco años, 29 son nacionales.

Los estrategas ecuatorianos ocupan el segundo lugar detrás de los argentinos. En el actual torneo solo están Paúl Vélez (en el Macará), Patricio Hurtado (Técnico Universitario) y Pool Gavilánez (Guayaquil City).

Para Sixto Vizuete, quien pasó por clubes como El Nacional y Deportivo Quito y ahora es director de formativas de los puros criollos, no hay paciencia con el DT nacional.

Los equipos, sobre todo los que tienen más presupuestos, han apostado solo por extranjeros en los últimos cinco años.

Liga es el que más foráneos ha fichado desde el 2013: los argentinos Luis Zubeldía, Edgardo Bauza y Claudio Borghi y los uruguayos Álvaro Gutiérrez, Gustavo Munúa y Repetto. Barcelona ha contado con cinco DT del exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)