12 de octubre de 2016 00:00

Los juveniles de Independiente sufrieron y gozaron con sus ídolos de la Tri

Los juveniles del Independiente del Valle observaron el cotejo entre Bolivia y Ecuador jugado en el estadio Hernando Siles de La Paz en el Centro de Alto Rendimiento del club de Sangolquí. Foto: Álex Puruncajas/ EL COMERCIO

Los juveniles del Independiente del Valle observaron el cotejo entre Bolivia y Ecuador jugado en el estadio Hernando Siles de La Paz en el Centro de Alto Rendimiento del club de Sangolquí. Foto: Álex Puruncajas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Deportes

"Ééééneeer", fue el grito que soltó Jerry Batioja, juvenil del Independiente del Valle, al ver el segundo gol del delantero ecuatoriano en el juego de ayer ante Bolivia.

Sentado en una de las sillas de audiovisuales del Centro de Alto Rendimiento del club de Sangolquí, el talento de
12 años se desahogó al ver -a través de una pantalla gigante de televisión- el tanto de Énner Valencia. Con esa anotación, Ecuador empató 2-2 ante el cuadro del altiplano en el Hernando Siles de La Paz y sigue en pelea por clasificarse al Mundial de Rusia 2018.

Jerry y otros 15 jóvenes jugadores del cuadro rayado optaron por ir a la sala audiovisual del centro deportivo para ver el juego de la Tricolor. En algunas habitaciones había televisores, pero este grupo de muchachos se unió para ver el cotejo y a jugadores como Luis el 'Cunti' Caicedo y
Jefferson Orejuela, que están en el equipo de Primera del club de Sangolquí. Recibieron permiso de sus tutores.

Con chancletas, en pantaloneta, algunos con teléfonos móviles, otros con audífonos... llegaron a la sala. Ahí, habitualmente, los chicos reciben charlas o ven vídeos de partidos como parte de su formación en el plantel.

En la residencia del plantel viven cerca de 100 menores de 18 años, quienes se entrenan, estudian y sueñan con llegar a la Tri tal como el 'Cunti', Orejuela o como Cristian Ramírez y Arturo Mina. Estos dos últimos también pasaron por Independiente y ahora son titulares en la Selección nacional.

Ambos ayer jugaron ante Bolivia al igual que Énner Valencia, delantero que hizo sufrís y gozar a Jerry y sus compañeros.
Él se llevó las manos a la cabeza al ver un remate fallido de Valencia en los minutos finales. En el entretiempo hubo minutos para que la mayoría de ellos fuera al bar del lugar y comprara algunas golosinas. Confiaban en que la Tricolor remontaría el marcador.

Las emociones siguieron en el segundo tiempo. Luis Caicedo generó reacciones entre los jugadores. "Noo. !Cunti!", por ejemplo, fue el grito de Bryan Nazareno cuando el zaguero fue expulsado por una falta en contra de un seleccionado boliviano. El defensa suele acudir al bar del Centro de Alto Rendimiento del equipo y se confunde entre ellos tras una de las prácticas.

En medio de los lamentos por la expulsión de Caicedo, algunos juveniles reprocharon la decisión del DT Gustavo Quinteros de enviar a la cancha a Gabriel Achillier.

Pero finalmente con el empate, algunos se fueron tranquilos a sus habitaciones. "Con las justas", dijo Bryan Nazareno por el empate de la Selección. Se fue a su habitación indicando que algún día llegará a la Selección nacional para un partido de eliminatorias mundialistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)