6 de septiembre de 2017 00:00

Hubo reproche y decepción en Cuenca tras la derrota de la Tricolor ante Perú

Pocos aficionados llegaron al Centro Comercial Milenium Plaza con la camiseta tricolor. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Pocos aficionados llegaron al Centro Comercial Milenium Plaza con la camiseta tricolor. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe

Después de la derrota de Ecuador ante Perú (2-1), que dejó a la Tricolor prácticamente sin opciones de clasificar al Mundial del 2018 en Rusia, los dardos apuntaron al técnico argentino Gustavo Quinteros. En Cuenca, los aficionados se fastidiaron con el DT porque no hizo los cambios de manera oportuna.

Hasta los 71 minutos, las personas que llegaron al patio de comidas del Centro Comercial Milenium Plaza hacían fuerza por la Selección nacional. Pero, el comportamiento cambió tras los goles de los peruanos Édison Flores (72') y Paolo Hurtado (74'). Hubo silbatinas, se miraban entre sí y otros abandonaron el local.

Unas 200 personas se quedaron hasta el final y pudieron festejar el gol marcado de penal por Énner Valencia (79’). La decepción fue evidente, especialmente en las pocas personas que vestían la camiseta tricolor. Andrés Ayabaca cubría su cuerpo con una bandera grande de Ecuador.

Según Ayabaca, “no nos engañemos, estamos fuera del Mundial de Rusia y nos toca ver por televisión”. Su criterio fue compartido por Carlos Pulgarín, quien lamentó que Ecuador haya perdido con Perú en un momento decisivo de las Eliminatorias Sudamericanas. “Quinteros debe irse para que otro técnico empiece un nuevo proceso”.

Andrés Ayabaca cubrió su cuerpo con la bandera de Ecuador y al final no ocultó su decepción. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Andrés Ayabaca cubrió su cuerpo con la bandera de Ecuador y al final no ocultó su decepción. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Marco Ávila, concejal de Cuenca, también llegó al Milenium Plaza para observar el cotejo y al final del mismo no ocultó su tristeza por derrota de Ecuador. Él reprochó a la dirigencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol por no tomar decisiones oportunas. “Hace cuatro fechas atrás se debía marcar un nuevo rumbo”.

En Cuenca, antes del compromiso entre Ecuador y Perú no hubo la euforia de otros encuentros. Los bares y restaurantes lucían con pocos clientes. Incluso en las calles pocas personas lucían la camiseta de combinado Tricolor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)