9 de diciembre de 2014 18:57

Siete antecedentes del bajón futbolístico del Independiente del Valle

Un gato negro ingresó en la cancha de la Casa Blanca en el partido entre Liga de Quito e Independiente del Valle, el 30 de noviembre de 2014. Al final, los albos derrotaron 2-0 a los rayados. Foto: EL COMERCIO

Un gato negro ingresó en la cancha de la Casa Blanca en el partido entre Liga de Quito e Independiente del Valle, el 30 de noviembre de 2014. Al final, los albos derrotaron 2-0 a los rayados. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Elcomercio.com

Independiente del Valle es un equipo ecuatoriano que consiguió el ascenso a la primera categoría del torneo nacional en el 2010. Tres años después, los de Sangolquí consiguieron el subcampeonato y su primera Copa Libertadores de América. Anteriormente consiguió un cupo para la Copa Sudamericana en el 2013.

Independiente se convirtió en la sensación de la edición 2014 del torneo local después de ubicarse en el primer lugar de la tabla, hasta la fecha 18 de la segunda etapa, con 5 puntos de diferencia ante el segundo (Barcelona Sporting Club).

En las tres fechas siguientes, ‘el futuro campeón del Ecuador’ (por el eslogan del Club) dejó de ser la primera opción para disputar la final con Emelec.

A continuación, las siete posibles razones de su bajón anímico.

1.- La presión de rivales con historia futbolística

A partir de la decimoctava fecha, los rayados perdieron ante rivales con amplia historia de campeonatos nacionales. La primera derrota fue en Guayaquil ante Emelec (1-0), rival que tiene 11 títulos. Posteriormente, cedió tres puntos ante Liga de Quito (2-0) equipo que posee 10 campeonatos nacionales y, finalmente, con El Nacional (1-0) campeón en 13 oportunidades.

Cristian Núñez (24)del Independiente del Valle pelea el balón con un zaguero de El Nacional. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

Cristian Núñez (24) del Independiente del Valle pelea el balón con un zaguero de El Nacional. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO

La última victoria, de los dirigidos por Pablo Repetto, la consiguió en Sangolquí, por la mínima diferencia, ante un equipo debutante en la Serie A, el Mushuc Runa de Ambato.

2.- La ausencia de gol

Después de la anotación hecha por Mario Rizotto en el minuto 72, ante Mushuc Runa, el pasado 19 de noviembre, el cuadro del Valle no ha anotado en 288 minutos.

El propio Junior Sornoza, uno de los goleadores del Independiente del Valle (17 anotaciones) falló un tiro penal ante Alexander Domínguez en Casa Blanca.

Alexander Domínguez atajó un penal a Daniel Angulo del Independiente, siendo el segundo penal atajado en el campeonato y el segundo consecutivo. Foto: Eduardo Terán

Alexander Domínguez atajó un penal a Junior Sornoza del Independiente. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

3. Falta de efectividad en el campo de juego 

Junior Sornoza, segundo goleador del torneo con 17 anotaciones no ha podido anotar un gol desde hace cuatro fechas. Sus dos últimos goles los consiguió ante Universidad Católica.

Además de la ausencia de gol se sumaron las lesiones de Jefferson Orejuela y Daniel Angulo y las expulsiones de Jonathan González y Arturo Mina en partidos importantes.

4.- La goleada del Deportivo Quito en el Olímpico Atahualpa

Perder el invicto ante el cuadro chulla, que en estas dos últimas fechas peleará la permanencia en la serie A, significó para Independiente el comienzo de un bajón que le trajo como consecuencia: ceder el primer lugar y ahora ocupar la tercera ubicación con similar puntaje que Liga de Quito.

Antes de esta derrota el conjunto de Sangolquí venía de obtener sendas goleadas ante Barcelona Sporting Club (1-4) y Emelec (5-0).

Posteriormente, todos los resultados fueron apretados. Empató 1-1 con Liga de Loja, venció 2-1 a Universidad Católica y se quedó con tres puntos por la mínima diferencia ante Mushuc Runa.

El Deportivo Quito sorprendió en el Atahualpa y goleó al Independiente del Valle. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Deportivo Quito sorprendió en el Atahualpa y goleó al Independiente del Valle. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

5.- La participación simultánea en dos torneos

Finalmente los del Valle no tuvieron un equipo capaz de solventar dos torneos al mismo tiempo. Fueron eliminados de la Copa Sudamericana en segunda fase por el Cerro Porteño de Paraguay.

Este exceso de partidos golpeó a sus delanteros Daniel Angulo y Armando Solís.

6.- La ausencia del ‘experimentado'

Con un promedio de 24 años de edad, Independiente del Valle es el equipo que más oportunidad ha dado a los jugadores juveniles.  Pero en instancias finales la mayoría de entrenadores equipos apelan a juntar jugadores jóvenes con futbolistas de más experiencia.

Liga de Quito cuenta con la experiencia de Norberto Araujo, Enrique Vera o Néicer Reascos; el Emelec con Esteban Dreer, Óscar Bagüi o Miler Bolaños; el Barcelona Sporting Club con Máximo Banguera, Luis Caicedo o Matías Oyola, entre otros.

El más experimentado de los ‘rayados’ es su arquero paraguayo-ecuatoriano Librado Azcona pero todavía no asume el rol influyente y de liderazgo dentro del campo de juego.

7.- Una historia repetitiva

En el campeonato de 2013, el Independiente de Valle terminó en el tercer lugar de la segunda etapa a 4 puntos de Universidad Católica y 9 de Emelec.

En las cuatro últimas fechas cedió puntos importantes ante Emelec, Deportivo Quito, Liga de Loja y Manta FC. Ese campeonato no tuvo una final, puesto que Emelec terminó primero en las dos etapas y, según el reglamento de la Ecuafútbol, automáticamente fue campeón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)