19 de julio de 2014 00:00

Los relevos de la Selección ecuatoriana de fútbol

Carlos A. Gruezo. Foto: EL COMERCIO

Carlos Gruezo durante un entrenamiento de la Selección ecuatoriana de fútbol. Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 0
Redacción Deportes deportes@elcomercio.com
Quito

Carlos Gruezo tiene 19 años y ya sumó 97 minutos en un mundial de fútbol de mayores. Además, jugó tres partidos amistosos previos al torneo.

Él es uno de los talentos para el futuro en el equipo tricolor, dentro del proceso de renovación del plantel que se espera ver en la Copa América 2015 y en las eliminatorias para Rusia 2018.

Segundo Castillo considera al juvenil como el potencial jugador para reemplazarlo. El mediocampista de 32 años siente que ya cumplió su ciclo con la blusa tricolor y que es hora de dar paso a los nuevos baluartes.

Sus palabras fueron de elogio para ‘Gruesinho’. “Es un buen jugador, con mucho futuro. Hay que apoyarlo mucho. Él tiene más experiencia que yo”, indicó Castillo tras sufrir la lesión que lo marginó del Mundial y que dio paso a la titularidad de Gruezo en el primer partido del torneo contra Suiza.

Así como Castillo, en la Tri hay otros futbolistas que ya pasaron la barrera de los 30 años: Walter Ayoví, Jorge Guagua, Édison Méndez, Oswaldo Minda, Luis Saritama, quienes también integraron la nómina que estuvo en el Mundial en suelo brasileño.

Y la misión del nuevo técnico o de Reinaldo Rueda (si la Ecuafútbol finalmente decide continuar con sus servicios) será justamente buscar a sus reemplazantes.

En esa lista de posibilidades aparecen nombres como Júnior Sornoza, Fernando León, John Narváez, Christian Ramírez, Gruezo, entre otros, quienes han cumplido procesos con las selecciones menores y fueron citados en su momento por Rueda al combinado mayor.

El preparador físico Carlos Velasco, incluso, posee estadísticas de cerca de 20 seleccionables, cuyas edades oscilan entre los 21 y 26 años y formaron parte de los combinados Sub 17 y 20.

“Es tiempo de un recambio en la Selección”, aseveró Luis Chiriboga, presidente de la Ecuafútbol, tras la eliminación de la Tricolor en la fase de grupos. Ese será uno de los propósitos que buscará la directiva, antes de afrontar la Copa América del próximo año en Chile, y para disputar la eliminatoria que durará tres años, en el camino a Rusia.

“Ese fue uno de los aciertos que tuvo Rueda, el de renovar el plantel”, destacó Carlos Villacís, vicepresidente del ente rector del fútbol ecuatoriano.

Él se refiere a la consolidación de Frickson Erazo, Juan Carlos Paredes, Alexander Domínguez, Jefferson Montero y Énner Valencia en el equipo, bajo la tutela del DT caleño.

“Al margen quedaron los referentes (Iván) Hurtado, (Geovanny) Espinoza, (Néicer) Reasco, (Marcelo) Elizaga… que también cumplieron su ciclo. Lo mismo se debe hacer ahora”, recordó Villacís.

Lo positivo para los intereses de la Tri, es que posee buena base de jugadores con la edad y experiencia para pelear por la clasificación y alcanzar un cuarto mundial en la historia del país.

A excepción de Gruezo (19 años), 16 de los 23 mundialistas son menores de 30 años. Ecuador tuvo un promedio de edad de 27 años en el torneo ecuménico.

Solo la delantera tiene un promedio de 25 años. El más joven es Énner Valencia (24), quien se ha convertido en el referente ofensivo.

Aún así, Patricio Hurtado, exjugador y ahora técnico de las categorías menores de Liga de Quito, apunta a una renovación más drástica.

El ‘Pato’ argumenta que la Selección debe incluir en los procesos a juveniles nacidos en los años 1994-1995 (20 y 21 años). “Ya deben aprender lo que es disputar una eliminatoria, ganarse experiencia internacional. De esta manera las transiciones no serán tan drásticas”, analizó el padre del juvenil albo Diego Hurtado.

Mientras esto ocurra, los jugadores como Sornoza no tienen otra alternativa más que ser “pacientes” y “trabajar a la espera de una nueva oportunidad” para volver al combinado mayor.

Él, incluso, se lamentó por haber quedado fuera de la prelista de 30 seleccionados para el mundial brasileño, cuando esta se difundió.

“El técnico debe tener sus razones. Yo solo seguiré con mi trabajo, esperando alguna nueva oportunidad”, indicó el volante manabita.

Mientras que Gruezo, a su edad, ya jugó un Mundial Sub 20, el de mayores y milita en el fútbol alemán en la misma posición en la que se desempeña Castillo, su referente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)