30 de septiembre de 2014 10:16

Hamilton Piedra: “Mi familia lloró al enterarse de mi convocatoria”

Hamilton Piedra guardameta del Deportivo Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Hamilton Piedra guardameta del Deportivo Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 35
Contento 0
Redacción Cuenca

El guardameta del Deportivo Cuenca, Hamilton Piedra, confesó que su madre Luisa Ordóñez y su abuela Vicenta Pineda lloraron de emoción al enterarse de su convocatoria a la Selección nacional de Fútbol.

Este 29 de septiembre, el técnico Sixto Vizuete consideró a Piedra entre los 23 jugadores para los amistosos de la Tricolor ante los combinados de Estados Unidos y El Salvador. El primer partido será el viernes 10 de octubre en East Hartford y, el segundo, el 14 de octubre en Harrison.

Piedra fue convocado por primera vez a la Selección Absoluta. Antes ya estuvo en el combinado Sub 20 que participó a inicios del año pasado en el Campeonato Sudamericano que se desarrolló en Mendoza, Argentina.

“Mi madre y mi abuelita se pusieron a llorar de felicidad, mis hermanos están orgullosos, mi novia fue una de las primeras en felicitarme”. Esta última se llama Cinthia Zambrano, estudia periodismo y vive en Guayaquil. Llevan dos años y medio de noviazgo.

El golero de 21 años llegó a la capital azuaya procedente de Loja cuando tenía 10 años y está en el plantel profesional desde los 16 años. “Toda mi familia está contenta por todo lo que estoy viviendo, me siento tan contento por todo lo que está pasando”, confesó a este Diario

Piedra está convencido que el momento que vive es gracias a su esfuerzo diario en los entrenamientos y a su humildad. Él calificó a Vizuete como un buen técnico y gran ser humano, que confía en sus condiciones. “Me siento tan orgulloso por esta convocatoria”, contó Piedra en tono emocionado.

También aprovechó la oportunidad para agradecer al preparador de arqueros del Deportivo Cuenca, al argentino Jua Carlos Benítez, quien confío en su capacidad y lo apoyo en todo momento. “Al comienzo me apoyada y me dejaba pasar cualquier error, pero luego fue exigiéndome al ma´ximo y allí es cuando más aprendí”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)