1 de abril de 2015 21:37

El técnico Paúl Vélez convive con la presión del hincha 'morlaco'

El entrenador Paúl Vélez se mostró tranquilo en la práctica de anteayer, en Patamarca. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

El entrenador Paúl Vélez se mostró tranquilo en la práctica en el complejo de Patamarca. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Manuel Quizhpe.  Redactor (D)

Paúl Vélez tiene el apoyo incondicional de la directiva como director técnico del Deportivo Cuenca. Ese respaldo es un alivio a la presión que siente de la hinchada y el estrés que vive a diario por los malos resultados registrados en las 10 primeras fechas del Campeonato Nacional.

Galo Cárdenas, presidente del ‘Expreso Austral”, está convencido de que el equipo saldrá del mal momento, ofreciendo “mayor estabilidad a los jugadores y al cuerpo técnico”. El dirigente no pone plazos, aunque “se conversará con el estratega y se hará una evaluación” luego del encuentro con Emelec, previsto para mañana en Guayaquil, desde las 16:00.

El décimo lugar en la tabla de posiciones, con nueve puntos de 30 posibles, pone en riesgo su continuidad en cada compromiso. Es su peor campaña en su carrera como técnico. En cinco cotejos de local suma un triunfo, dos empates y dos derrotas. En cinco salidas acumula una victoria, un empate y tres derrotas.

Vélez, quien regresó al conjunto cuencano después de cuatro años y medio, se mostró sereno y distendido en la práctica que se cumplió ayer en la cancha del complejo de Patamarca. Con paciencia daba indicaciones y, en los movimientos tácticos, suponía lo que hará Emelec en el Capwell.

El DT que clasificó a Liga de Loja a su primera Copa Sudamericana y que fue campeón de la Serie B con Técnico Universitario está acostumbrado a responder por más de 30 minutos, dos días a la semana, todas las inquietudes de una docena de reporteros. Anteayer conversó con dos periodistas.

Allí reiteró que los hinchas cuencanos prefieren a profesionales de afuera, en respuesta a la presión que hay para su salida.

El adiestrador cuencano de 43 años asegura que “cuando están en la calle te saludan, pero en las gradas son los primeros en insultarte”. Su molestia es porque tras el empate 1-1 de local con Independiente del Valle, unos 1 000 hinchas ubicados en la general sur del estadio Alejandro Serrano, en coro gritaron: “fuera, fuera, fuera”.

Esa actitud de los aficionados acabó con su paciencia y ese enojo se trasladó a la rueda de prensa, que los técnicos brindan al final del partido. Por primera vez se mostró enfadado y respondió cinco preguntas.

El DT que obtuvo un subtítulo y un tercer lugar con Deportivo Cuenca, en la Serie A del fútbol ecuatoriano, también criticó a la prensa. Con enfado, el domingo pasado, sostuvo que “me molestan las preguntas tontas”. Ayer reconoció que generalizó en su comentario, pero que nada hubiera pasado si eso lo hubiese dicho un entrenador extranjero.

Su reacción en contra de los reporteros sorprendió a la mayoría, puesto que su actitud es cordial. Hasta antes del juego con Independiente, sonreía con preguntas inoportunas para él. Entre otras: ¿Por qué juega (tal futbolista) estando lesionado? ¿Es cierto que prefiere de titulares a ciertos jugadores por algún interés personal?

Hasta ahora, no tiene una misma alineación entre uno y otro partido. Para jugar con Emelec hará debutar al juvenil Diego Jerves, tras la lesión de Andrés Calle. El defensa paraguayo Julio Domínguez es el único extranjero titular.

Cárdenas resalta la calidad humana de Vélez y reitera el respaldo de la directiva. “Es un gran profesional, con éxitos en el fútbol ecuatoriano”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)