10 de septiembre de 2016 16:32

Reclamos y agresiones se dieron en Carcelén tras el descenso del Deportivo Quito a la Segunda Categoría

Jugadores del Deportivo Quito en el entrenamiento del 3 de agosto del 2016. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Jugadores del Deportivo Quito en el entrenamiento del 3 de agosto del 2016. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 28
Triste 34
Indiferente 12
Sorprendido 5
Contento 76
Redacción Deportes

Asimilar el descenso en Deportivo Quito, desató la molestia de un grupo de hinchas, quienes acudieron la mañana de este sábado 10 de septiembre del 2016, al complejo de la ‘AKD’ en Carcelén.

En el lugar estaban el presidente del club, Eduardo Romero, y el directivo Javier Armas, quienes estaban reunidos desde las 10:00 con el cuerpo técnico y los jugadores.

Según Fabián Cubero, asistente técnico de los chullas, se acordó establecer una licencia de 10 días a los jugadores y la dirigencia se comprometió en gestionar recursos para saldar la deuda con los jugadores, mediante los cobros por la publicidad de los partidos de la eliminatoria Sudamericana.

"También llegaron los hinchas de la Mafia Azulgrana que nos dieron su respaldo y mostraron su enojo con la directiva. Afortunadamente el altercado no llegó a mayores por la intervención del cuerpo técnico y los jugadores, pero el auto del abogado (Armas) se dañó”, explicó Cubero. Los cánticos de los hinchas exigían que se vayan toda la plana directiva del club.

Cubero, goleador histórico de los azulgranas, añadió que el lunes por la tarde se reunirá con la directiva para determinar las acciones a tomar para formar el equipo del próximo año, donde la base del plantel será de jugadores de 24 años y tres pasados de edad, como lo exige el reglamento de la Segunda categoría.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (7)