14 de agosto de 2015 00:00

El chulla que se formó el Liga de Quito quiere anotar otra vez ante Aucas

Antes de llegar a las formativas de la AKD pasó por la Selección de Sucumbíos y por el Caribe Júnior. Foto: EL COMERCIO

Antes de llegar a las formativas de la AKD pasó por la Selección de Sucumbíos y por el Caribe Júnior. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Carlos Augusto Rojas
Quito

El volante Richard Calderón, uno de los jugadores más regulares del Deportivo Quito en la temporada 2015, quiere volver a convertir ante Aucas. Con dos anotaciones del futbolista amazónico, los chullas derrotaron 3-2 a los orientales, en el estadio Olímpico Atahualpa, en la primera etapa.

Este domingo, el cotejo será otra vez en el Atahualpa. En esa
nueva edición del Clásico del Pueblo, Calderón buscará aumentar su cuenta goleadora. De los cinco tantos que ha conseguido en la primera división, cuatro los anotó este año con la AKD. Su otro gol lo hizo con Liga de Quito, club donde
realizó las divisiones formativas desde finales del 2007 y en donde se quedó hasta septiembre del 2012.

El futbolista que simpatizó con los colores azul y rojo desde la infancia debutó con LDU en el 2011. Sin embargo, desde niño sintió afecto por el elenco de la Plaza del Teatro. De hecho, gran parte de su familia simpatiza con la Academia. "El principal hincha es mi papá. Tengo también un primo que es parte de la barra y hasta un tío que colecciona camisetas", indicó.

"Desde niño fui hincha del Deportivo Quito, pero cuando estaba en Liga me motivaba marcarle un gol al Quito", añadió el volante que disfruta cada día de la posibilidad de jugar fútbol profesional.

Antes de llegar a las formativas universitarias pasó por la Selección de Sucumbíos y por el Caribe Júnior de donde han salido jugadores profesionales como Antonio Valencia, uno de los referentes del fútbol ecuatoriano en el exterior.

Luego de su paso por la 'U', donde debutó en la Serie A en el 2011, estuvo en Espoli, Liga de Cuenca y en el 2013 también se entrenó unos meses en la AKD.

Sin embargo, ha sido este 2015 el año de sus consolidación. Eso lo tiene tan motivado que incluso suele patear tiros libres después del entrenamiento regular. A los 22 años, Calderón
considera que la práctica constante es determinante para alcanzar la excelencia.

El volante que lleva cuatro goles en el año, en 26 partidos, también encuentra motivación en su hijo Alessandro, de un año y cuatro meses. El joven padre lleva tatuado el nombre de su primogénito en el brazo.

A los 14 años también se hizo un tatuaje en la zona de las costillas. "Me llaman la atención y quiero hacerme más en el futuro".

Deportivo Quito recibirá al Aucas el domingo al mediodía en el Atahualpa. USD 6, 15 y 20 son los precios para General, Tribuna y Palco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)