21 de octubre de 2015 09:54

La crisis del Deportivo Quito empezó con los millonarios salarios 

Los jugadores del Deportivo Quito celebran una victoria ante Liga en el 2008. Foto: Archivo

Los jugadores del Deportivo Quito celebran una victoria ante Liga en el 2008. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 23
Indiferente 6
Sorprendido 4
Contento 70
David Paredes

Las deudas y la crisis del Deportivo Quito ya tuvieron repercusiones en la tabla de posiciones. Este 20 de octubre Álex de la Torre, presidente de la Comisión de Disciplina, aseguró que la reducción de puntos que exige la FIFA es inminente.

La resolución fue ejecutada por la Comisión Ejecutiva. El club no podrá apelar en la Ecuafútbol, pero sí en el Tribunal Arbitral Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés).

A continuación una cronología de la crisis de la AKD

2008, el año de gloria y del inicio de la crisis

La crisis económica empezó curiosamente con la obtención del tercer título de la ‘AKD’. La fuerte inversión que la dirigencia de ese año, comandada por Fernando Herrera, fue exagerada para el medio. Según testimonios de dirigentes de esa época, con la llegada de Fernando Mantilla al directorio, se incrementaron los montos de los premios por partidos ganados. Los jugadores cobraban hasta USD 100 000.

Ese año, los dirigentes también invirtieron los ingresos de los derechos de televisión (cercanos al USD 1 000 000) en el pago de los premios por el título.

El año de la obtención del tercer título después de 40 años dejó un déficit de USD 400 000 que fue aumentando en los últimos siete años. Actualmente ese monto supera los USD 19 millones, según el último informe oficial presentado en la dirigencia de Santiago Ribadeneira.

El incremento de los sueldos también afectó al club. Uno de los jugadores mejor pagados en este inicio de la crisis fue Luis Fernando Saritama. Según declaraciones del expresidente chulla, Fernando Mantilla, el jugador lojano empezó su carrera recibiendo USD 200 mensuales. Para el 2008 los ingresos mensuales del capitán azulgrana alcanzaban los USD 45 000.

2009, el año de la administración de la SEK

La administración del club quedó en manos de la Universidad española SEK, que rompió el convenio con el Deportivo Quito a inicios del 2010. La relación entre ambas instituciones se quebrantó, ya que los ibéricos aseguraban que hubo deudas del club que no fueron identificadas cuando se firmó el contrato.

Esta institución invirtió cerca de USD 4 millones, pero se marchó porque dijo que existían deudas que no fueron detalladas.

Michael Arroyo (izq.) e Iván Hurtado (der.) formaron parte de la plantilla del Deportivo Quito en el 2009. Foto: Archivo

Michael Arroyo (izq.) e Iván Hurtado (der.) formaron parte de la plantilla del Deportivo Quito en el 2009. Foto: Archivo

Ese año se alcanzó el cuarto título, pero a un alto costo. La deuda aumentó considerablemente. Bajo la administración de la SEK los salarios se incrementaron hasta en un 40%. Ese año terminaron con un déficit estimado de USD 1,3 millones.

En el 2010 se incrementó la deuda en un 70%

Las demandas y las taquillas incautadas por el SRI se volvieron comunes semana tras semana. Bajo la directiva de Ricardo Acosta, los chullas acumularon una deuda estimada de USD 3 194 330. Esto se produjo con la salida de la SEK.

Primero en la foto Segundo Alejandro Castillo durante un entrenamiento del SD Quito en el 2010. Foto: Archivo

Primero en la foto Segundo Alejandro Castillo durante un entrenamiento del SD Quito en el 2010. Foto: Archivo

Además, los sueldos de jugadores se incrementaron. Este año el monto estimado total de pago de salarios fue de USD 6,2 millones. La plantilla contaba con 43 jugadores de la calidad de Iván Borghello, Marcos Pirchio y Segundo Alejandro Castillo.
Esto produjo al final del año un déficit de USD 3 786 033, que no fue resuelto, ni disminuido por las siguientes dirigencias.

2011, otro título y las demandas en la FIFA

De la extensa nómina de 43 jugadores del 2010, apenas permanecieron 15 futbolistas en esta temporada. Las contrataciones fueron exageradas y es el año donde más demandas se registraron en la FIFA. El argentino Carlos Ischia finalizó su periodo en el 2012, pero dejó una demanda de USD 900 000.

La plantilla del Deportivo Quito en instancias finales del Campeonato 2011

La plantilla del Deportivo Quito en instancias finales del Campeonato 2011

El título le costó a la dirigencia USD 9 338152,92. Este despilfarro también generó un déficit de USD 5,3 millones, siendo el más alto de los últimos siete años.

2012, empieza el desfile de entrenadores

Tras los malos resultados en la Copa Libertadores, Carlos Ischia renuncia de su cargo como entrenador. La dirigencia, comandada en ese entonces por Fernando Mantilla, asume nuevas demandas y malestar de los jugadores.

Rubén Insúa asumió la dirección técnica del deportivo Quito a mediados del 2012.

Rubén Insúa asumió la dirección técnica del deportivo Quito a mediados del 2012.

El equipo no consiguió ni un cupo a torneos internacionales y además desfilaron por el banquillo Chulla Fabián Bustos, Nélson Acosta, Carlos Ischia y finalmente Rubén Darío Insúa, quien asumió el cargo en medio de las deudas a jugadores.

2013, las huelgas y el malestar general

Este año, el Quito terminó con un cupo a la repesca de la Copa Libertadores, pero con más demandas en la FIFA. Federico Nieto, Geovanny Caicedo, Rubén Darío Insúa y Fabián Carini, entre otros, engrosan la lista de acreedores que de a poco se fueron acumulando. A esto se suma la huelga, las quejas constantes de los futbolistas y cuerpo técnico y la renuncia de Fernando Mantilla. Hasta ese año, el déficit era de USD 19 millones.

Este año los jugadores decidieron no viajar a Manta para jugar un partido. Esto molestó a la dirigencia, quien prometió separar a algunos elementos de la plantilla. El cruce pde palabras deterioró la relación entre los futbolistas y el directorio y esto causo la renuncia de Iván Vasco y Fernando Mantilla.

Este año, el Deportivo Quito terminó con un cupo a la repesca de la Copa Libertadores, pero con más demandas en la FIFA. Foto: Archivo

Deportivo Quito al finalizar un partido en el Olímpico Atahualpa en el 2013. Foto: Archivo

Tras la crisis dirigencial, Eugenio Romero asumió el cargo de presidente del club el 15 de octubre. En su dirigencia se redujo el gasto operacional, pero no se pudo disminuir la deuda. Romero se mantuvo en el cargo hasta el 13 de junio del 2014.

2014, preocupaciones y el descenso como posible consecuencia

Carlos Sevilla asumió la dirección técnica en Deportivo Quito. El equipo salvó la categoría en medio de deudas, huelgas e insatisfacción de parte de un grupo de jugadores.

Ese año, los jugadores intentaron detener un partido entre Liga de Loja y Universidad Católica con el objetivo de empezar una huelga. El equipo tomó medidas para que se les pagara los sueldos.

Incidentes de los jugadores del Deportivo Quito en el estadio Atahualpa durante el partido entre Universidad Católica y Liga de Loja. Foto: Archivo

Incidentes de los jugadores del Deportivo Quito en el estadio Atahualpa durante el partido entre Universidad Católica y Liga de Loja. Foto: Archivo

Después de Romero, llegó al poder Esteban Pacheco, quien duró pocos días. Santiago Ribadeneira fue quien expuso un plan para salvar al Quito de la crisis, pero dimitió del cargo tras no tener respaldo.

Joselito Cobo fue electo como presidente, en una elección improvisada en las instalaciones de AFNA. Desde entonces ha luchado contra las deudas heredadas.

2015, el 'fantasma' de Palmira, la reducción de puntos y la lucha contra las deudas

La dirigencia comandada por Joselito Cobo no tiene certeza de cuánto es el monto de la deuda. Sus recursos son escasos y ha buscado la forma de solventar la presión de los acreedores con un presupuesto de USD 2,5 millones, para la plantilla, y USD 2 millones más para pagar deudas.

Nestor Salazar (izq.) jugando con el Deportivo Quito ante la Espoli, en el 2006. Foto: Archivo

Nestor Salazar (izq.) jugando con el Deportivo Quito ante la Espoli, en el 2006. Foto: Archivo

En septiembre, un reclamo del exjugador Néstor Salazar a través de la FIFA, complicó el panorama deportivo. El ente regulador del fútbol mundial exigió a la FEF que le reduzca seis puntos. Dicha resolución fue ejecutada el pasado 20 de octubre.

Antes de la sanción, el Quito contaba con 38 puntos, pero con la decisión de la Comisión Ejecutiva de loa FEF, la AKD quedará con 32 unidades y en última posición en la tabla acumulada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (10)