13 de diciembre de 2014 17:29

Cruz Azul de Joao Rojas elimina a Wanderers y espera por el Real Madrid

Christian Gimenez (i) de Cruz Azul disputa una pelota con Seyi Adaeleka (d) de WS Wanderers FC. Foto: EFE

Christian Gimenez (i) de Cruz Azul disputa una pelota con Seyi Adaeleka (d) de WS Wanderers FC. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia DPA

El Cruz Azul mexicano, donde juega el ecuatoriano Joao Rojas derrotó hoy 2-1 al Western Sydney Wanderers en la prórroga y el martes se medirá al Real Madrid en las semifinales de Mundial de clubes de fútbol, que se celebra en Marruecos.

El campeón de la Concacaf empató en el minuto 89 con un penal de Gerardo Torrado, se puso por delante gracias a Mariano Pavone (108') y sentenció el choque con otra pena máxima convertida por Torrado en el 118'. El volante ecuatoriano ingresó al minuto 68. 

El italiano Iacopo La Rocca (65') había adelantado antes al Sydney en un encuentro que se disputó sobre un encharcado césped y bajo una intensa lluvia que no cesó en los 120 minutos. Como consecuencia del agua y el frío, las gradas del estadio Prince Moulay Abdellah estaban prácticamente vacías, una gélida imagen para un torneo organizado por la FIFA.

La lluvia impidió que la pelota rodara con facilidad sobre el pasto, por lo que el balón largo, los córners, las faltas o los disparos lejanos eran las mejores opciones para intentar ganar el partido. Así llegó el gol del Sydner Wanderers: La Rocca disparó fuerte y a media altura desde fuera del área y el portero José Corona nada pudo hacer para detener el tiro.

El Cruz Azul tuvo varias ocasiones antes y después del gol de La Rocca, pero unas veces mandó el balón lejos de la portería y otras se encontró con un acertado Ante Covic, el arquero australiano. Al final, necesitó un penal agónico sobre Marco Fabián cuando el partido estaba a punto de concluir para poder respirar tranquilo.

El conjunto mexicano, entrenado por el experimentado Luis Fernando Tena, lo intentó todo antes de eso. En la primera parte Fausto Pinto y Marco Fabián erraron de cara a la portería y en la segunda fueron Pavone y Julio César Domínguez quienes se estrellaron ante una ordenada zaga australiana.

Christian Giménez estuvo a punto de igualar el partido en el 75 con un fuerte disparo de falta directa, pero Covic voló para sacar una mano providencial a un balón que se dirigía al ángulo. En una internada en el área, Fabián fue derribado por un defensor y el árbitro pitó penal después de que los mexicanos reclamaran varias penas máximas.

El portero se lanzó a su izquierda y Torrado le engañó, mandando el balón a las redes y provocando un estallido de alegría en el banquillo mexicano.

Pavone marcó el 2-1 al fusilar a Covic desde dentro del área tras un rechace del portero, mientras que Torrado sentenció el choque a dos minutos del final al marcar su segundo penal. Esta vez no engañó a Covic, pero ajustó su disparo al palo.

El Cruz Azul cumplió su objetivo y se citó con el Real Madrid, que llega al torneo con 20 victorias consecutivas  y con el cartel de favorito.

La otra semifinal la jugarán el miércoles San Lorenzo de Almagro y Auckland City, que venció antes 1-0 al Setif argelino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)