6 de marzo de 2018 09:52

El Nacional visitó el Cotopaxi para acondicionar a la altura a sus jugadores

Los jugadores de El Nacional se entrenaron en enero pasado en las faldas del volcán Cotopaxi, previo al cotejo ante San José de Oruro en Bolivia. Foto tomada de la cuenta de Twitter @elnacionalec

Los jugadores de El Nacional se entrenaron en enero pasado en las faldas del volcán Cotopaxi, previo al cotejo ante San José de Oruro en Bolivia. Foto tomada de la cuenta de Twitter @elnacionalec

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Eduardo Favaro y su cuerpo técnico decidieron llevar a sus jugadores al volcán Cotopaxi durante la pretemporada. En ese lugar buscaron que los futbolistas se aclimaten al frío y que se acostumbren a realizar actividades a 1 000 metros más sobre el nivel del mar que Quito.

Este ‘experimento’ tuvo como objetivo el juego de este martes 6 de marzo ante San José de Oruro. Por eso la pretemporada tuvo días distintos al resto de clubes.

César Benalcazar, preparador físico del club, fue uno de los que incentivaron la ‘excursión’ a la montaña con fines deportivos y científicos. Él explica que este método fue beneficioso porque se gana resistencia.

“Oruro está a 3 800 metros y en Tumbaco estamos a 2 200. Es una diferencia importante. Por cada 1 000 que se sube se disminuye el 10% del VO2 Max (cantidad de oxígeno que se consume cuando se realiza una actividad deportiva)”, asegura Benalcazar.


Los criollos tuvieron dos entrenamientos en las faldas de Cotopaxi. Allí hicieron trabajo a específicos con balón y físicos.

“Existen efectos fisiológicos ante los estímulos que se pronuncian entre dos y tres semanas después de trabajar en la altura. Esa fue la razón de ir dos veces al Cotopaxi para hacer trabajos específicos”, dice el preparador físico del ‘Bitri’.

Además de resistencia, también se priorizó la producción y tolerancia de ácido láctico y resistencia muscular focalizada. Es decir, todo referente en fatiga muscular.


Tras las prácticas montañeras, el cuerpo médico, encabezado por Oscar Concha, hizo mediciones en la sangre. Esto determinó que los jugadores toleraban entre 10’y 12 milimoles de lactato. Para remover eso se necesita 48 horas, pero los jugadores criollos los eliminaron al día siguiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)