7 de enero del 2016  00:00

Los futbolistas ecuatorianos fortalecen su físico en la pretemporada

De izquierda a derecha: Jimmy Delgado, Juan Carlos Anangonó y Rodrigo Perea, en la práctica de U. Católica. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

De izquierda a derecha: Jimmy Delgado, Juan Carlos Anangonó y Rodrigo Perea, en la práctica de U. Católica. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Edwing Encalada

Veinte de los 25 jugadores de Delfín estuvieron 38 días inactivos. Por eso, el cuerpo técnico solicitó a la dirigencia del club manabita que gestionara una concentración de 15 días en la Casa de la Selección, para ganar mayor
resistencia física en la altitud de Quito.

Los jugadores ‘cetáceos’ son huéspedes de la capital desde el lunes. Sus trabajos de pretemporada se inician a las 07:15 en el gimnasio, para fortalecer sus cuádriceps, isquiotibiales, gemelos, glúteos, abductores, lumbares, abdominales, pectorales, hombros y brazos.

Luego de desayunar, hay un leve descanso antes de empezar los trabajos técnico-físicos con pelota, a las 10:00; mientras que por la tarde, las cargas físicas buscan que los jugadores obtengan mayor resistencia, a través de recorridos de distancias largas en tiempos definidos, los cuales tienen que ir mejorando, según la exigencia que indique el preparador físico.

"Luego de cumplir estos trabajos, uno lo único que busca es la cama", explicó Luis Caicedo, volante de 36 años que este año reforzará a Delfín, luego de haberlo enfrentado el año pasado con la camiseta de Liga de Portoviejo.

Uno de los que más entusiasmo pone a su trabajo en gimnasio es el volante Rody Zambrano, quien busca recuperarse de una lesión que lo ha mantenido fuera de las canchas más de tres meses.

Otro de los equipos que iniciaron el lunes su pretemporada fue la Universidad Católica, club que estuvo sin actividad 22 días, tras finalizar su participación el año pasado, enfrentando a Barcelona Sporting Club en el estadio Monumental.

La agenda de Diego Cuvi, preparador físico de los ‘camarattas’, es que las dos últimas semanas previas a su debut en el torneo, serán las de mayor intensidad física, y que se van a apoyar en la resistencia aeróbica que sus futbolistas lograron el año pasado. "Buscaremos reacondicionar su potencia y explosión en velocidad".

El 'Trencito Azul' realiza, además trabajos dinámicos con balón, para que el jugador eleve su frecuencia cardíaca, recorra varios kilómetros y vayan acostumbrando sus músculos a la generación de lactato-ácido láctico) en el alto rendimiento.

La próxima semana, los 'camarattas' concentrarán en su complejo de La Armenia para intensificar su actividad física. El cuerpo técnico que comanda Jorge Célico, exige
a sus jugadores que cuiden sus horas de descanso, para que sus músculos se recuperen frente a las largas jornadas de entrenamiento.

La siesta después del almuerzo es uno de esos pedidos que deben cumplir, la cual debe durar máximo tres horas; mientras que para la noche, el descanso debe ser de siete a ocho horas. "En ese tiempo, el cuerpo se regenera por metabolismo y hasta sirve para sanar lesiones".

Una evaluación médica previa es una de las exigencias que
Liga de Quito plantea a sus jugadores, antes de emprender sus trabajos físicos, los cuales se iniciarán este jueves 7 de enero del 2016 en Ponciano.

Barcelona Sporting Club, en cambio, escogió el Centro Deportivo de Alto Rendimiento de Rioverde, en Esmeraldas, para realizar su pretemporada; mientras que Emelec se prepara en Luján, Argentina, y tienen previsto enfrentar a Boca Juniors el 17 de enero, en un partido de comprobación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)