27 de abril del 2016   00:00

Christian Núñez pondrá la pausa y la experiencia en el partido ante River Plate

El defensa Christian Núñez lleva tatuadas imágenes religiosas. Una de ellas es de la Virgen de Guadalupe en honor a su hija del mismo nombre. Foto: Carlos A.Rojas/ EL COMERCIO

El defensa Christian Núñez lleva tatuadas imágenes religiosas. Una de ellas es de la Virgen de Guadalupe en honor a su hija del mismo nombre. Foto: Carlos A.Rojas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Carlos Augusto Rojas

En el mundo del fútbol profesional se dice que los jóvenes ganan partidos y los jugadores experimentados los campeonatos. Christian 'Pichón' Núñez, el fornido lateral uruguayo de 33 años ha comprobado la vigencia de esa idea que no deja de repetirse en el fútbol.

Ahora que es uno de los 'experimentados' en el Independiente del Valle, un club reconocido por proyectar y sostener a jugadores jóvenes, el defensa se siente llamado a transmitir calma a sus compañeros en los momentos más estresantes de un partido.

"La verdad es que cuando se es más grande (al tener mayor edad) uno se da cuenta que una pausa marca la diferencia o que ordenar a los compañeros son referencias importantes que de joven a veces no se toma en cuenta".

Representante de aquella tradicional 'garra charrúa', Núñez es uno de los líderes futbolísticos de los 'rayados que recibirán al River Plate en el estadio Olímpico Atahualpa, el
jueves 28 de abril del 2016 por la Copa Libertadores (17:30), en un partido cuya taquilla será donada para contribuir con las personas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril.

El lateral también confiesa que marcar a los rivales claves, saber por cuál sector atacan los contrarios y hasta hablar con el árbitro son factores que ayudan dentro de una cancha. "Son pequeños detalles que a veces dentro de un partido te pueden hacer marcar una diferencia y que no siempre se tiene en cuenta".

'Pichón', como se lo conoce en el fútbol ecuatoriano, pasó por los clubes uruguayos Huracán Buceo, Fénix, Cerro y Nacional. También por el Independiente de Avellaneda de Argentina. En esos conjuntos compartió camerinos con consagrados futbolistas como Álvaro 'Chino' Recoba,
Sebastián 'Loco' Abreu, Matute Morales, entre tantos otros. De ellos también se nutrió para hoy tratar de transmitir serenidad en el elenco del DT Pablo Repetto.

"Acá hay muchos jóvenes y realmente hace falta ese tipo de experiencia... Cuando ya no se es ese jugador de 20 años que corre como loco, cuando pasan los años, se aprende a hacer esa pausa de la que hablaba".

Creyente, por lo que lleva tatuadas imágenes religiosas en su brazo derecho, el defensa quiere el título de campeón con el Independiente del Valle. Claro, primero está el cotejo de octavos de final de la Copa Libertadores ante el afamado River Plate. "Estoy dos años en el plantel y nos faltó poco para el título... Ahora tenemos la Copa. Nadie pensaba que clasificaríamos a octavos y aquí estamos. Partido a partido. Estamos motivados".

Los rayados se entrenaron este 26 de abril en su complejo deportivo ante la mirada del cuerpo técnico que encabeza Repetto. "Confiamos en lo nuestro, tenemos armas para pasar y debemos estar al cien por ciento porque el rival es de nivel... Ellos tienen cosas a favor y nosotros otras... Son dos partidos, muchas cosas pueden marcar la diferencia", complementó el entrenador uruguayo de los negriazules.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)