20 de julio del 2016   00:00

El estadio Olímpico Atahualpa, listo para albergar la final de la Copa Libertadores

En el estadio Olímpico Atahualpa se realizó una inspección previa a la final de la Copa Libertadores. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

En el estadio Olímpico Atahualpa se realizó una inspección previa a la final de la Copa Libertadores. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 16
Mauricio Bayas

Tres técnicos de la Empresa Eléctrica Quito se subieron a la torre nororiental del estadio Olímpico Atahualpa para revisar las lámparas.

En las afueras del estadio hubo personal de la empresa revisando las redes del tendido eléctrico para evitar problemas durante la final de ida de la Copa Libertadores que se jugará esta noche, a las 19:45 (hora de Ecuador).

Para garantizar que no haya problemas en la iluminación ingresarán cuatro técnicos de la empresa y se ubicarán uno por cada torre. Todo el personal que estará en la cancha deberá estar bien uniformado.

Ese fue el pedido del delegado de seguridad de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Bernardino Caballero. Nadie podrá utilizar gorra y la Policía Nacional deberá ubicarse en sitios en que no sean visibles a las cámaras de transmisión. La seguridad privada tendrá que identificar bien a cada persona que se ubicará en las puertas de acceso al gramado del escenario.

Esas fueron las primeras disposiciones que dieron los delegados de la Conmebol al personal administrativo del estadio Atahualpa. "Nos pidieron que cambiemos el sitio destinado para los juegos pirotécnicos por seguridad. Recomendaremos que lo hagan desde la pista de patinaje", dijo Antonio Guevara, vicepresidente de Concentración Deportiva de Pichincha.

Hubo más pedidos. Por ejemplo, que se instale la transmisión del partido para un televisor en la sala de doping. Allí estarán médicos delegados del control y en el caso de haber futbolistas expulsados tendrán que ir a ese sitio.

No se descuida ningún detalle para la primera final de la Libertadores que se jugará en el histórico escenario capitalino.
Enrique Mayor, el otro delegado de Perú, ya conocía el escenario, porque ha sido inspector en partidos de eliminatorias.

Uno de los pedidos fue que la Policía Nacional refuerce la seguridad en los sitios donde se ubicarán los hinchas de
Atlético Nacional. La barra del equipo se ubicará en la general nororiental. Ese decir, las gradas ubicadas junto al marcador electrónico.

En los camerinos todo está listo. Dixon Guarnizo, uno de los empleados del estadio recordó que Reinaldo Rueda, DT de Atlético Nacional, siempre fue cordial y atento con las
10 personas que laboran allí.

El estratega colombiano es un conocedor de todos los detalles del camerino sur. Siempre era huésped de ese vestuario al que se accede subiendo 43 gradas. "Tenía una cordialidad única", dijo Guarnizo.

Estaba previsto que anoche se realizara una reunión entre los delegados de los equipos para definir cuántas personas entrarán a los camerinos por cada equipo y toda la logística operativa de la cancha.

Los miembros de la Conmebol tendrán una oficina donde coordinarán todo el operativo. Las puertas del estadio se abrirán a las 16:30. Sin embargo, el operativo vial iniciará a las 06:00 para controlar la circulación vehicular.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (0)