28 de noviembre de 2014 00:00

Deportivo Quito tiene nueva vigilancia en su Complejo de Carcelén

Carlos Sevilla (centro) dirige el entrenamiento del Deportivo Quito en el Complejo de Carcelén. Foto:  Diego Pallero/ EL COMERCIO

Carlos Sevilla (centro) dirige el entrenamiento del Deportivo Quito en el Complejo de Carcelén. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 4
Alex Puruncajas
Quito

Dos guardias de seguridad vigilan el Complejo del Deportivo Quito, desde el martes. Su presencia permite que los jugadores azulgranas se entrenen con tranquilidad en el recinto deportivo, en estos días.

“¡Vigile a todas las personas!”, dijo ayer Walter Calderón -en son de broma- a uno de los guardias. A esa hora, las 09:15, los jugadores ingresaban al Complejo para cambiarse de indumentaria e iniciar la práctica con el equipo azulgrana.
 Así, los encargados de la seguridad pidieron identificación a los desconocidos.

Con esto, querían evitar incidentes como el del sábado. Ese día, un grupo de personas con pasamontañas y cuchillos -según el testimonio de los futbolistas- llegó al lugar. 
Los nuevos guardias fueron contratados por el equipo luego de que el contrato con la anterior empresa de seguridad culminara. 
Ahora ya no hay preocupación por ese tema.

Las inquietudes de los jugadores radican en encontrar la forma de ganar los próximos partidos para evitar el descenso a la Serie B. 
El Quito está en riesgo de ­perder la categoría por su ubicación en la tabla acumulada. La ‘AKD’ es décima con 42 puntos y supera por apenas uno a Olmedo. El Manta es último con 37 unidades. 
Al final de esta temporada, los dos equipos con peor puntaje en las dos etapas del torneo dejarán el torneo de élite.

Con esa posición, los chullas admiten que deben encarar los próximos cotejos con mucha seriedad. Por ello, el capitán Édison Vega pidió a sus jugadores que se unan para evitar la pérdida de la categoría. 
“Este momento no estamos para especular. Necesitamos ganar porque muchas personas dependen de nuestro trabajo”, reflexionó el imbabureño, cuyo contrato con el plantel terminará a finales de diciembre.


Vega insistió en que su equipo debe jugar por el triunfo ante Barcelona Sporting Club, el domingo (16:45, en el estadio Monumental). Esto pese a que su club será visitante y el adversario -a priori- aparece como favorito. 
Este criterio lo respaldaron jugadores como Efrén Proaño, uno de los juveniles que se afirmó como titular bajo la dirección técnica de Carlos Sevilla. 


El entrenador planea alinearlo desde el inicio ante los toreros, en Guayaquil. Sin embargo, el entrenador duda de la presencia del ofensivo Christian Lara, quien tiene un esguince de tobillo. 
Édder Fuertes (por lesión) y Carlos Feraud (operado por una apendicitis) fueron descartados para el juego.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)