10 de abril de 2015 00:00

Los clubes cuentan con ‘reservistas’ de lujo

Miguel Bravo jugador del Deportivo Cuenca, que actúa en el torneo de Reserva. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Miguel Bravo jugador del Deportivo Cuenca, que actúa en el torneo de Reserva. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Manuel Quizhpe

Miguel Bravo, Ronald Champang y Freddy Araujo se entrenan estos días a la espera de conocer al sustituto del técnico Paúl Vélez, en el Deportivo Cuenca.

Ellos se ilusionan con la idea de jugar en el plantel profesional. En los primeros 11 cotejos de este año sí sobresalieron, pero en el equipo de reserva.

Bravo, de 28 años y quien en las primeras 11 fechas no fue convocado por Vélez a ninguno de los partidos, jugó seis cotejos y anotó un gol en el conjunto de reserva. El exvolante de Liga de Quito, Espoli, Emelec, Universidad Católica, Olmedo, El Nacional y Deportivo Quito marcó la diferencia con los rivales reservistas.

Bravo es uno de los 20 futbolistas reconocidos que actúan en los equipos de reserva porque no tienen espacio en el plantel principal.

En esa lista están Édison Méndez, Luis Cangá, Christian Márquez, Daniel Samaniego, Eduardo Morante, Roosevelt Oyola, Fernando Gaibor... los cuales han pasado rápidamente desde el equipo de Primera al de reserva por castigo o para que tengan actividad, después de recuperarse de lesiones.

Champang llegó al ‘Expreso Austral’ por pedido de Vélez, quien renunció al representativo azuayo por falta de resultados favorables. El DT cuencano lo ubicó como titular en los dos primeros juegos, luego alternó los dos siguientes. En su última aparición, ante Liga de Quito, ingresó a la cancha
al 46’ y salió al 73’.

Otro futbolista destacado en la división de reserva es el volante ofensivo Freddy Araujo, quien contabiliza siete juegos y tres anotaciones. Él nunca entendió la decisión de Vélez de dejarlo fuera de las convocatorias, pero lo aceptó. "Nos pagan para jugar y eso hago. Mi meta es sobresalir en el plantel de Primera".
Estos futbolistas se entrenan en el equipo principal y el fin de semana pasan al de Reserva, solo para jugar.

Uno de los que suele pasar de un área a otra es el defensa Luis Cangá, de Liga de Quito. Este fue seleccionado en los cuatro partidos de la Tri, jugados entre septiembre y noviembre del año pasado, con el entrenador Sixto Vizuete.

Cangá ha jugado siete partidos en la reserva y ha anotado tres goles en la temporada. El año pasado fue titular durante el primer semestre con la plantilla estelar, en 31 partidos.
En la reserva, el DT Patricio Hurtado lo considera uno de los líderes de su equipo.

Según Francisco Aguinaga, psicólogo de las formativas en Liga, se ha buscado la manera de hacer entender a los jugadores que estar en la reserva no es un castigo. "Hemos tratado de que los futbolistas que suben o bajan a las distintas categorías no lo sientan de esa forma", afirmó el psicólogo.

Estos futbolistas de renombre ganan salarios mensuales que están entre los USD 5 000 y USD 20 000. Uno de ellos es Méndez, quien recibe USD 15 000. Uno de los que acogió la reserva como un espacio para recuperarse fue Fernando Gaibor, de Emelec. Él jugó cinco partidos este año, después de estar tres meses inactivo por una lesión en su pie derecho.

En Barcelona Sporting Club, Roosevelt Oyola se destaca con las reservas. El lateral por izquierda fue enviado a este equipo por el cuerpo técnico, que encabeza el estratega uruguayo Rubén Israel, luego de evaluar su de­sempeño durante los entrenamientos. Otro es Jonathan de la Cruz, figura el año pasado con la Universidad Católica.

Un caso similar ocurre con Brayan de la Torre, jugador que presentó un recurso legal ante el Ministerio de Relaciones Laborales, para salir del club. Esa acción originó que el jugador pasara al equipo de reserva, pero hasta ahora no debuta en esa categoría.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)