3 de marzo de 2015 22:08

Con gol del colombiano Castro, U. de Sucre tumba a un Mineros sin ideas

El atacante ecuatoriano Richard Mercado destacó en el conjunto de los bolivianos

El atacante ecuatoriano Richard Mercado destacó en el conjunto de los bolivianos. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Una sola llegada al arco bastó para que el Universitario de Sucre ganara por 0-1 al Mineros, con gol del colombiano David Castro, y lograra una importante victoria en la segunda jornada del grupo 3 de la Copa Libertadores.

El conjunto boliviano no arriesgó demasiado, pero supo controlar a un rival sin ideas, sin variables, con errores imperdonables frente al equipo, a priori, más accesible del grupo, integrado también por el Cruzeiro brasileño y el Huracán argentino, que se enfrentan esta noche.

El equipo estudiantil cortó una racha de dos derrotas al hilo y alcanzó la cima de la clasificación, con cuatro puntos.
Los primeros 10 minutos del partido fueron de mucha intensidad, de ida y vuelta, con fuertes roces en el centro del campo.

El atacante ecuatoriano Richard Mercado era el mejor de los bolivianos, saliendo desde su campo, abriendo las bandas y deshaciéndose de sus rivales, que vivieron una verdadera pesadilla para detenerlo.

Los puntas locales, el colombiano Zamir Valoyes y Richard Blanco, enfrentaban a la sólida defensa boliviana que tuvo a dos muros como Jorge Flores y Ezequiel Filipetto, infranqueables en la primera línea del conjunto boliviano.

En el ecuador de la primera mitad el partido bajó en intensidad, aunque dos atajadas del guardameta visitante, Juan Carlos Robles, fueron determinantes para convertirlo en héroe hasta entonces.

Pero la desatenciones ofensivas, casi infantiles, tornaron el encuentro aburrido y sin jugadas de peligro.

El técnico Julio César Baldivieso dio ingreso a Carlos Camacho en sustitución de un cansado Mercado, para darle mayor movilidad a la banda derecha y hacerle llegar más balones a un desaparecido Castro.

Y funcionó, de manera casi inmediata, tras un rebote del portero local Rafa Romo, que dejó en bandeja de plata el balón a Castro, que marcó el único gol del encuentro.

El estratega del Mineros, Marcos Mathías, arriesgó con el ingreso del colombiano James Cabezas a poco más de 10 minutos para el final, sumando hasta cuatro jugadores en punta.
Pero una fuerte entrada de Valoyes sobre flores en el minuto 81 le mereció la expulsión.

Un mazazo psicológico para el conjunto venezolano que bajó los brazos y esperó hasta el pitido final del juez mexicano Fernando Guerrero, para marcharse a los vestuarios abucheado por su afición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)