14 de abril de 2015 22:35

Guaraní empató 1-1 con Sporting Cristal y está en octavos de final

Los jugadores Guaraní de Paraguay celebra al vencer a Sporting Cristal de Perú hoy, martes 14 de abril de 2015, durante un partido por la Copa Libertadores

Los jugadores Guaraní de Paraguay celebran al vencer a Sporting Cristal de Perú durante un partido por la Copa Libertadores 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Guaraní sumó nueve puntos y avanzó hoy a los octavos de final de la Copa Libertadores, tras empatar 1-1 con Sporting Cristal, que jugó en casa y terminó tercero con siete unidades, en partido de la sexta jornada del grupo 8.

En un encuentro en el que al Sporting solo le valía un triunfo, Guaraní impuso su solidez defensiva y mayor disposición para el contragolpe para alcanzar la clasificación a los octavos como segundo mejor del grupo, por detrás del Racing argentino, que ganó por 3-2 al Táchira y sumó 12 enteros.

Desde el primer momento, el Sporting intentó hacer valer su condición de local, pero siempre se encontró con la férrea defensa del equipo paraguayo, al punto que solo a los 12 minutos de juego Lobatón tuvo la primera opción para inquietar al portero Aguilar, con un remate desde unos 30 metros.

Sin embargo, un minuto después, Benítez robó un balón en la salida de los peruanos y centró desde la izquierda para que Federico Santander abra el marcador, al anticiparse con la punta del botín al defensa Abram y al portero Penny.

El gol en contra hizo que los dueños de casa cayeran en la desesperación, al punto que el uruguayo Cazulo vio pronto la tarjeta amarilla.

A los 20, Ávila envió un tiro rasante desde el borde del área que pasó pegado el palo derecho de la portería paraguaya y luego Blanco disparó elevado un pase de Ávila cuando tenía toda la portería a disposición.

El portero peruano Penny también debió mostrar sus reflejos para detener un balazo de De la Cruz y otro de Palau antes del término de la primera mitad.

Ya en la segunda parte el Sporting apretó el acelerador e hizo retroceder varios metros al Guaraní, con desbordes por los laterales que siempre buscaron a Blanco y Pereyra, y el juego de habilidad de Lobatón y Ávila.

A los 51 el portero Aguilar bloqueó con una mano un remate de Blanco, pero a los 58 solo pudo manotear un disparo potente de Ávila y permitió a Blanco empatar con una zambullida de cabeza.
Con los nervios a flor de piel, Guaraní defendió el empate e incluso tuvo una opción clara de quedarse con el triunfo, que Aranda desperdició a los 85, mientras que Sporting vio con desesperación que sus intentos de romper la paridad siempre fallaron en el último toque.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)