19 de febrero de 2018 09:38

Clásico en Brasil es suspendido por pelea generalizada de jugadores

Vinicius (izq.) jugador del Esporte Clube Vitória, de Salvador de Bahia, es controlado por sus compañeros durante el cotejo ante el Esporte Clube Bahia, tomada de la cuenta de Twiiter @infout_world

Vinicius (izq.) jugador del Esporte Clube Vitória, de Salvador de Bahia, es controlado por sus compañeros durante el cotejo ante el Esporte Clube Bahia, tomada de la cuenta de Twiiter @infout_world

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El clásico entre los clubes Vitória y Bahía, del nordestino estado brasileño de Bahía, fue suspendido el pasado domingo cuando promediaba el segundo tiempo después que el árbitro del encuentro expulsara un total de nueve jugadores de ambos equipos.

El partido finalizó a los 32 minutos del segundo tiempo después de una pelea generalizada entre los jugadores de ambos equipos.

Como consecuencia de la pelea, Vitória tuvo cinco jugadores expulsados y quedó con seis hombres en campo, uno menos del mínimo exigido por el reglamento para que el partido continuara.

La trifulca entre los jugadores de los dos equipos comenzó después de que Vinícius, jugador de Bahía, empatara el clásico 1-1 tras ejecutar un penal. El jugador celebró su gol de cara a la afición de Vitoria, cuyos jugadores entendieron que lo hizo de forma provocadora y ofensiva. El arquero de Vitoria, Fernando Miguel, fue el primero en forcejear con Vinícius al reclamarle la forma cómo festejaba su gol de empate. A partir de entonces comenzó una pelea generalizada entres los jugadores de los equipos y el encuentro estuvo detenido 16 minutos.

Vinicius (izq.) jugador del Esporte Clube Vitória, de Salvador de Bahia, festeja ante el Esporte Clube Bahia, tomada de la cuenta de Twiiter @infout_world


El clásico llegó a reanudarse, pero el juez expulsó, primero, a Uillian Correa -por juego brusco- y a Bruno Bispo -por hacer tiempo- ambos jugadores de Vitória, lo que dejó a ése equipo con seis hombres en campo y provocó que el partido fuera suspendido.

Los otros expulsados de Vitória fueron Kanu, Rhayner y Denilson. Por el lado de Bahía, vieron la tarjeta roja Lucas Fonseca, Vinícius, Rodrigo Becao y Edson.

Asimismo, la transmisión del encuentro también mostro que la pelea se trasladó a la tribunas del estadio, en donde “torcedores” de Bahía pelearon entre sí. Vagner Mancini, entrenador del Vitória, declaró después del partido que la culpa por la gresca generalizada fue de Vinícius. “A lo largo de la semana, el atleta (por Vinícuis) dijo muchas cosas en redes sociales. Y fue a celebrar enfrente de la hinchada de Vitória”, citó a Mancini el portal Esporte Uol.

Por su parte, el técnico de Bahía, Guto Ferreira, reconoció que su dirigido cometió un error al festejar su diana frente a la afición adversaria, pero puntualizó que la reacción de los jugadores de Vitória fue desproporcionada. “Un error no justifica otro”, dijo Ferreira también a Esporte Uol, y luego añadió: “él (por Vinícius) no ofendió a ningún jugador, conmemoró como ellos lo hicieron. Si es así que se prohíban los festejos. (...) Los que se desequilibraron fueron ellos”.

Debido a que el encuentro se suspendió por la falta de jugadores mínima de Vitória, Bahía debe ser declarado ganador del clásico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)