5 de noviembre de 2015 20:16

Jugadores chullas almorzaron pizza y empanadas pero no cobraron sueldos 

Los jugadores chullas no se entrenaron en la mañana del 5 de noviembre hasta solucionar sus problemas con los sueldos atrasados. Mientras esperaban almorzaron bolones, empanadas y hasta  un grupo pidió pizza. Foto: Mauricio Bayas / EL COMERCIO

Los jugadores chullas no se entrenaron en la mañana del 5 de noviembre hasta solucionar sus problemas con los sueldos atrasados. Mientras esperaban, algunos futbolistas almorzaron bolones, empanadas y hasta un grupo pidió pizza. Foto: Mauricio Bayas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 9
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 18
Mauricio Bayas

Deportivo Quito sigue en una resbaladera al abismo. Este jueves 5 de noviembre se vivió un ambiente de tensión en el complejo Ney Mancheno, en Carcelén. En la mañana se anunció que llegaría el presidente Joselito Cobo para conversar con los jugadores y resolver el problema de los sueldos impagos.

Sin embargo, hasta las 17:00, Cobo no llegó al complejo y los jugadores se fueron sin respuestas. Fue una jornada larga para los futbolistas del equipo azulgrana. El equipo tenía previsto entrenar a las 11:00, pero la práctica se pasó para la tarde.

Los jugadores se reunieron con Juan Manuel Aguirre, uno de los abogados del club, y con William Escobar, delegado del presidente Cobo, buscando acuerdos para que los jugadores firmen los roles de pago de agosto y evitar la pérdida de un punto en la tabla de posiciones.

El equipo fue sancionado el miércoles en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Luis Fernando Saritama, como capitán del equipo, conversó con los dos directivos. Al mediodía se acabó la reunión y no hubo acuerdos.

Un grupo de jugadores aprovecharon la visita de un vendedor de empanadas, bolones y unos cuantos corviches para almorzar algo.

Algunos jugadores de la AKD esperan en los patios del complejo Nay Mancheno en Carcelén. Foto: Mauricio Bayas / EL COMERCIO

Algunos jugadores de la AKD esperan en los patios del complejo Nay Mancheno en Carcelén. Foto: Mauricio Bayas / EL COMERCIO

Pasadas las 14:00, Saritama salió a contar algunos detalles del momento que vive el equipo. “Hemos tratado de llegar a una comunicación con la directiva para buscar soluciones. Lamentablemente no se ha podido solucionar. Son tres meses impagos a los jugadores que tenemos en el equipo”, dijo Saritama.

Después del entrenamiento, los jugadores del Quito pidieron pizza para poder almorzar algo y terminar su día de trabajo. El equipo espera hasta mañana por alguna respuesta de los directivos. La dirigencia chulla no se ha pronunciado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)