29 de julio de 2014 00:00

Una millonaria oferta le hizo abandonar el fútbol mexicano

Christian Benitez de America (amarillo) en el partido de anoche  ante los Xolos de Tijuana. Foto:
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Deportes
Quito

El 26 de mayo del 2013 fue la última vez que Christian Benítez saboreó la gloria deportiva. Fue en el estadio Azteca, el templo del fútbol mexicano, en donde se jugaron dos finales mundialistas.

Aquel día, el ‘Chucho’ lograba el título de campeón con las ‘Águilas’, luego de un partido emocionante que tuvo de todo: lluvia, goles, un gol de arquero, alargues y definición de penales.
El América venció 4-2 al Cruz Azul en la definición de penales.

Christian Benítez marcó uno de los tantos y lo celebró de forma eufórica. Luego, en la vuelta olímpica y posteriores declaraciones, el ariete hizo un anuncio sorpresivo: esa victoria marcaba su adiós, era su último partido con las Águilas. Deseaba ser transferido.

Benítez era un ídolo en el equipo que, junto a las Chivas, son los equipos con más seguidores en México. Había sido tres veces campeón de goleo y marcó más de 50 goles con la elástica del América.

Pero el ‘Chucho’ quería cambiar de aires. Así se lo hizo conocer a su entorno más cercano, sobre todo a su esposa Liseth y a sus pequeños hijos.

El equipo qatarí El Jaish FC adquirió sus derechos deportivos. El 6 de julio, el jugador fue presentado tras llegar a un acuerdo con el América por un monto superior a los USD 17 millones.

El contrato fue firmado un día antes y tenía vigencia hasta el 14 de julio del 2016. Por parte de El Jaisch firmó Ali Abdul Aziz Al Mannai, director futbolístico del equipo. Benítez también firmó y su representante José Chamorro lo acompañó durante la negociación y posterior presentación.

De acuerdo con el contrato, el ‘Chucho’ iba a recibir 7 500 000 millones de euros (USD 10 079 7 00 millones al cambio actual) por las tres temporadas. 750 000, a la firma del contrato y 1 750 000 dividido por 12 meses como su salario. En el documento también se establecen las formas de pago para los siguientes años de contrato.

Benítez se mantuvo dos semanas entrenándose en el equipo y jugó un partido amistoso, justo horas antes de su fallecimiento.

En las prácticas, según le contó a Carlos Velasco, expreparador físico de la Selección, le tenían trotando y aclimatándose al inteso calor qatarí. Ambos intercambiaban notas de audio a través de la aplicación whats app.

Según los familiares del jugador, el dinero de la transferencia no se cobró. El empresario Chamorro junto a Liseth Chalá, la viuda del futbolista, y su padre Cléver han realizado viajes a Qatar para intentar arreglar la situación del contrato.

Los familiares pidieron la ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores para destrabar esta situación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)