27 de December de 2014 17:04

El exportero chileno Rojas se recupera de infección urinaria en cuarto normal

Imagen de archivo del entrenador Roberto Rojas. Foto: EL COMERCIO

Imagen de archivo del entrenador Roberto Rojas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
São Paulo

El exportero y entrenador chileno Roberto El Cóndor Rojas, radicado desde hace varios años en Brasil, se recupera de una infección urinaria y de un dolor torácico en un cuarto normal de un hospital en São Paulo, informó una fuente médica.

El Hospital Albert Einstein, el mismo en el que estuvo internado a comienzos del mes el exastro brasileño Edson Arantes do Nascimento Pelé, emitió hoy el primer boletín médico oficial sobre la salud de Rojas, que, a diferencia de las informaciones que ya circularon, indicó que él no se encuentra en la unidad de cuidados intensivos.

Rojas está "internado en un cuarto común, en la Unidad Morumbí, sin necesidad de soporte intensivo. El paciente se presentó con un cuadro de infección urinaria y dolor torácico", apuntó el comunicado médico.

El boletín completó que "en el momento (Rojas) se encuentra estable, consciente, orientado y permanece internado para continuidad del tratamiento con antibióticos intravenosos".

De acuerdo con su hermana, Margarita Rojas, el exportero de 57 años ingresó el último jueves a la prestigiosa clínica paulista al parecer con un derrame pulmonar, probablemente consecuencia de la hepatitis C que el exdeportista sufre desde hace algunos años y lo tiene en lista de espera para un trasplante de hígado.

La hermana de El Cóndor dijo a medios locales que Rojas pasó por un proceso para drenar el líquido del pulmón y que él está consciente y "animado", aunque se siente "cansado".

La actual condición clínica de Rojas, según su hermana, impide que el exportero pase ahora por un trasplante, incluso si aparece el donador compatible del órgano.

Rojas, titular de la selección chilena de fútbol al final de la década del ochenta, ganó notoriedad cuando simuló haber sido herido por un artificio pirotécnico en un partido ante Brasil, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, por la eliminatoria sudamericana, lo que le acarreó una severa sanción por parte de la FIFA.

Como jugador, Rojas defendió al Sao Paulo entre 1987 y 1989 y luego de su retiro pasó a integrar el cuerpo técnico como preparador de porteros, luego asumió en 2003 el comando del equipo y lo clasificó, después de diez años, a la Copa Libertadores. En Brasil, Rojas también dirigió al Ituiutaba (actual Boa Esporte) de Minas Gerais y al Sport Recife.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)