4 de diciembre de 2017 18:30

Juan Cazares, entre los foráneos con más asistencias en el fútbol brasileño

El mediocampista Jefferson Orejuela (izq.), del Fluminense, intenta detener a Juan Cazares, del Atlético Mineiro, en un encuentro del Brasileirão. Foto:www.atletico.com.br

El mediocampista Jefferson Orejuela (izq.), del Fluminense, intenta detener a Juan Cazares, del Atlético Mineiro, en un encuentro del Brasileirão. Foto:www.atletico.com.br

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El portero paraguayo Roberto Gatito Fernández, del Botafogo, fue el gran vencedor del Trofeo EFE Brasil 2017 al mejor extranjero de la liga brasileña de fútbol, con 64 puntos, uno más que su colega de posición, el uruguayo Martín Silva, del Vasco da Gama.

Fernández se destacó por sus penaltis atajados y por haber mantenido invicta su portería en algunos partidos.
En total, el paraguayo detuvo tres penas máximas y no encajó goles en 10 de los 31 partidos que disputó, el mismo número de encuentros invictos de Silva, pero el uruguayo actuó en 35 oportunidades.

Silva fue junto al delantero argentino Lucas Pratto, del Sao Paulo y tercer clasificado, el jugador que más veces actuó como titular, quedando sólo por fuera de tres partidos de la liga.

El atacante colombiano Santiago Tréllez, del Vitória, fue el mayor artillero entre los foráneos al marcar diez goles.

Tréllez terminó en la cuarta posición, pero su participación fue de apenas 23 partidos debido a que su incorporación al Vitória se dio en el segundo semestre.

Detrás de Tréllez, los artilleros extranjeros fueron su compatriota Stiven Mendoza (Bahía) y el venezolano Rómulo Otero (Atlético Mineiro), ambos con ocho anotaciones.

El colombiano fue, además, el extranjero que más sufrió penaltis convertidos en goles (3).

El foráneo de mayor asistencias de goles fue el centrocampista peruano Christian Cueva (Sao Paulo), con ocho, seguido por el argentino Agustín Allione (Bahía) y  el ecuatoriano Juan Cazares (Atlético Mineiro), ambos con siete.

El extranjero que en calidad de suplente más veces actuó en el torneo de este año fue el colombiano Miguel Borja, del Palmeiras, quien desde el banquillo saltó 15 veces al campo.

Nueve jugadores extranjeros fueran expulsados en algún momento de la liga y ningún foráneo marcó autogol.

Ya los extranjeros que más ayudaron sus equipos a ganar a domicilio fueron el paraguayo Ángel Romero (Corinthians) y el argentino Walter Kannemann (Gremio).

El jugador foráneo que más empató con su equipo por fuera de casa fue el venezolano Otero, con ocho partidos.

Este año fueron inscritos 80 jugadores extranjeros, sin contabilizar a Émerson Sheik (Ponte Preta) y a Eduardo da Silva (Atlético Paranaense), quienes ya defendieron respectivamente a las selecciones de Emiratos Árabes Unidos y Croacia.

Tampoco fue tenido en cuenta Fabio Braga (Ponte Preta), hijo del técnico Abel Braga (Fluminense), quien nació en Portugal pero tiene nacionalidad brasileña.

De ese total, doce extranjeros nunca aparecieron con sus equipos en la primera división brasileña y su actuación se limitó a los torneos regionales de comienzo de año.

Por nacionalidad, la liga registró este año a 23 argentinos, 16 colombianos, 10 ecuatorianos, 6 paraguayos, 5 uruguayos, 4 chilenos, 4 peruanos, 3 venezolanos, 2 bolivianos, un camerunés, un turco, un alemán, un japonés, un sudafricano, un croata y un nacional de Burkina Faso.

Gatito Fernández, vencedor de la quinta edición del Trofeo Efe Brasil, sucede al uruguayo Giorgian de Arrascaeta (Cruzeiro), vencedor en 2016.

Los anteriores ganadores fueron los argentinos Andrés DAlessandro (Internacional de Porto Alegre, 2013) y Lucas Pratto (Atlético Mineiro, 2015) y el boliviano Marcelo Martins Moreno (Cruzeiro, 2014).

El Trofeo Efe Brasil califica en cada jornada a los extranjeros con puntuaciones para su titularidad, anotaciones, pases de gol, sufrir o provocar un penalti convertido, participar de una victoria o del empate de sus equipos en condición de visitante e, igualmente, les resta en los casos de autogoles o expulsiones.

Los porteros, a su vez, reciben dos puntos por penalti atajado y dos por no recibir goles en cada partido.

Para criterios de desempate se tiene en cuenta, en su orden, que el jugador complete el torneo, el menor número de partidos disputados y la mejor posición del equipo en la tabla general.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)