12 de junio de 2018 16:16

Los puntos fuertes de la candidatura que comparten Estados Unidos, México y Canadá

Imagen del AT&T Stadium, tomada de la cuenta de Twitter @HarvestAmerica

Imagen del AT&T Stadium, tomada de la cuenta de Twitter @HarvestAmerica

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

MUNDIAL RUSIA 2018

Estados Unidos, México y Canadá aspiran a organizar de manera conjunta el Mundial 2026, y su único rival es Marruecos, en un duelo cuyo vencedor se decidirá el miércoles 13 de junio de 2018 en Moscú. Puntos fuertes de la candidatura norteamericana, que parte como gran favorita:

Estadios grandes y modernos

Es el principal punto fuerte del dosier norteamericano: Los estadios, desde el emblemático Azteca de México al moderno AT&T Stadium de Dallas, prometen romper cualquier récord de público.

Un total de 23 recintos deportivos -tres en México, tres en Canadá y 17 en Estados Unidos- figuran en la 'lista corta' de la organización, en el que podría ser el primer Mundial de 48 selecciones, lo que también supondría un ‘récord’ de participantes.

El estadio azteca en donde las Águilas del América juegan de local. Foto: EA Sports

El estadio Azteca donde las Águilas del América juegan de local. Foto: EA Sports


La capacidad media de los estadios es de 55 000 asientos, con un pico de 92 467 en el AT&T Stadium de Texas, sede de la franquicia de la NFL Dallas Cowboys desde 2009, dotado además de un techo retráctil.

Imagen del Pasadena Rose Bowl Stadium, utilizado para los Juegos Olímpicos de 1984 y el Mundial de 1994 en Estados Unidos, tomada de la cuenta de Twitter @ferspeed2609

Imagen del AT&T Stadium, tomada de la cuenta de Twitter @HarvestAmerica


El campo más pequeño es el del Toronto FC, campeón en 2017 de la MLS, el BMO Field, con 45 000 asientos.

Sede de la final del Mundial de 1994, el Pasadena Rose Bowl, en Los Ángeles, aparece también en la lista, así como el futuro recinto de los Rams de la NFL, que debería finalizarse en 2020 y que cuenta con un presupuesto de USD 4 000 millones.

Ingresos inéditos

Los defensores de la candidatura norteamericana han señalado el gran impacto económico que tendría la competición. Sus proyecciones sitúan los beneficios de la competición en varios miles de millones de dólares, un nivel inédito en la Copa del Mundo.

El presidente de la Federación Estadounidense de Fútbol, Carlos Cordeiro, declaró a comienzos de mayo que el Mundial 2026 reportaría unos USD 11 000 millones (9 250 millones de euros) a la FIFA, con una cifra de negocio de USD 14 000 millones.

Este beneficio multiplicaría por cuatro el de la edición de Brasil 2014 (USD 2 600 millones).

Cordeiro espera que se vendan 5,8 millones de entradas, con una media de 72 500 espectadores por partido de media, para batir un récord, ya batido por Estados Unidos, en 1994 con una media de 68.991.

Los derechos por la retransmisión por televisión del evento podrían superar por primera vez los USD 5 000 millones por la primera vez.

Experiencia en grandes citas

Canadá, México y Estados Unidos ya han probado su solvencia en la organización de grandes citas de la FIFA, un punto que les distingue de Marruecos.

El país azteca organizó los Mundiales de 1970 y 1986, dos ediciones que entraron en la leyenda de la competición, la primera por la magia del Brasil de Pelé y la segunda por la explosión de Diego Maradona.

La edición de 1994 del Mundial tuvo un gran éxito comercial y popular, a pesar del escepticismo inicial sobre la candidatura. En el país del ‘soccer’, unos 3,6 millones de espectadores asistieron a los partidos, una cifra que todavía no se ha batido a pesar de que la competición pasó de 24 a 32 selecciones en 1998.

Finalmente Canadá recibió el Mundial femenino en 2015, así como el de menores de 20 años en 2017.

Primera triple candidatura

Si la candidatura norteamericana fuera elegida, sería la primera vez que un Mundial se celebraría en tres países. En 2002 Corea del Sur y Japón compartieron el honor de celebrar la Copa.

¿Puede suponer un rompecabezas para la programación? La organización ya ha previsto que 60 partidos se jueguen en Estados Unidos, además de 10 en México y otra decena en Canadá.

El país presidido por Donald Trump se encargaría de organizar todos los partidos a partir de los cuartos de final.

Entre las novedades, la candidatura prevé organizar un partido en cada país el primer día de competición, con un duelo inaugural en México o Los Ángeles.

Según el libro facilitado por la candidatura, la final sería en el Metlife Stadium, casa de los equipos de la NFL New York Jets y New York Giants, en East Rutherford (New Jersey), y las semifinales en el AT&T Stadium y en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)