14 de julio de 2015 18:28

Un conocido de Barcelona SC y su hijo quieren triunfar en el fútbol canadiense 

Benito Floro, ex director técnico de Barcelona Sporting Club. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Floro ha dirigido equipos en México, Ecuador y Marruecos. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE
Toronto

El entrenador español Benito Floro y su hijo Antonio tienen una idea de fútbol muy concreta para la selección de Canadá que dirigen, la de un juego compacto, y en este concepto persisten e insisten con el ojo puesto en la clasificación para el Mundial de Rusia y los Juegos de Río 2016.

Benito, seleccionador de Canadá desde 2013, y Antonio, que dirige estos días a la selección sub-22 que participa en los Juegos Panamericanos de Toronto, intentan inculcar ese orden futbolístico en un país que apenas vibra por el fútbol y que se desvive en cambio por el hockey sobre hielo, el béisbol o el lacrosse.

Y el reto es mayúsculo, pues Canadá apenas ha disputado un Campeonato del Mundo, el de México 1986, donde perdieron sus tres partidos y no lograron marcan ningún gol, y en su palmarés solo brillan los trofeos de la Copa Oro de 1985 y 2000 y la extinta Copa de Naciones Norteamericana en 1990.

"Estamos pensando en medio y largo plazo, porque en caso contrario no puedes desarrollar un sistema de juego, aunque en el fútbol de hoy en día es difícil el largo plazo", dijo Antonio en entrevista con Efe.

Antonio, asistente del exentrenador del Real Madrid en la selección absoluta, explicó que hay "buena predisposición a aprender el sistema de juego" que quieren imponer.
"Lo entienden, lo comprenden y lo comparten, que es lo más importante del proceso", dijo Antonio, que aseguró que Canadá ha mejorado "muchísimo" desde su llegada.

Las claves de este progreso, apuntó, es el que equipo es más seguro atrás, lo que les ha permitido aguantar a selecciones de mayor tradición y ganar "con solvencia" a equipos de su nivel.
"En lo que más insistimos es que los jugadores tienen que ocupar una buena formación en el campo, porque cuando una selección no es muy potente o no tiene grandes jugadores debe defenderse y atacar bien, con una buena posición", señaló.

Pero el seleccionador canadiense en los Panamericanos avisó de que tienen que "mejorar aún más" si quieren llegar al Mundial de Rusia" en 2018.

En la sub-22, indicó, todavía están en fase de "asimilar conceptos", por lo que no es fácil enfrentarse a selecciones con mucha más tradición como Brasil, que les goleó 4-1 en la primera jornada de los Panamericanos.

"Pocos milagros se pueden hacer, pues apenas se conocen los jugadores y tuvimos una semana preparar un partido contra Brasil sin ningún amistoso previo", aseguró.

Los Floro llegaron a Canadá después de que el conjunto norteamericano sufriese una "gran derrota" en partido de clasificación para el Mundial de Brasil ante Honduras (8-1) con el técnico Stephen Hart al frente, en la peor goleada desde 1993.

En el técnico que asombró con el Albacete a inicios de los 90 y que dirigió entre 1992 y 1994 al Real Madrid, la federación canadiense encontró a un entrenador con el que cambiar la forma de "entender el fútbol".

En este sentido, Antonio dijo que el objetivo es mejorar "paso a paso", sin objetivos desorbitados.

En buena parte de estas experiencias en el extranjero, el idioma suele ser una barrera extra, pero los Floro han tenido la suerte de que varios de sus jugadores tienen orígenes latinos.

"Además, intentamos que los chicos aprendan español, no solo por nosotros, sino porque tienen que jugar contra rivales que hablan castellano", explicó.

Antonio reconoció que llegó a Canadá para "trabajar y aprender" y que esta experiencia junto a su padre, que ha dirigido equipos en México, Ecuador y Marruecos, es "como hacer un máster de fútbol internacional".

En un país con un clima "frustrante" por el largo y duro invierno, padre e hijo procuran no llevar a casa el trabajo, pero no se puede evitar y menos cuando se trata de fútbol y llegan de la oficina y empiezan los partidos de fútbol de la Champions y UEFA League.

"Son inevitables las discrepancias, pero al final Benito siempre me convence y tiene razón, porque su experiencia es enorme", dijo Antonio, quien entre risas apuntó que, además, "el jefe es el jefe".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)