5 de enero de 2018  15:11

Deportivo Cuenca viajó a Quito y allí se entrenará durante una semana

Los jugadores del 'Expreso Austral' esperaron pacientemente para el inicio del segundo día de entrenamientos. Foto: M;anuel Quizhpe/EL COMERCIO

Los jugadores del 'Expreso Austral' esperaron pacientemente para el inicio del segundo día de entrenamientos. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Deportivo Cuenca viajó a Quito este viernes 5 de enero del 2018, tras entrenarse a medias en su segundo día de pretemporada. La presencia de trabajadores y de una máquina aireadora en la cancha del estadio Alejandro Serrano Aguilar no permitió cumplir lo planificado.

El técnico argentino Aníbal Biggeri se sorprendió cuando salió al campo de juego y se encontró con el césped agujereado. Volvió al camerino, comunicó del particular a los jugadores y después de 20 minutos de la hora programada se empezó a trabajar detrás del arco y en algunos sectores de la cancha.

Según Iván Cobos, administrador de la Federación Deportiva del Azuay (FDA), los trabajos en la cancha estaban coordinados con la dirigencia del Deportivo Cuenca. Por eso, dijo, la dirigencia del club hizo llegar la arena y el abono para colocar en los orificios de 30 centímetros de profundidad, hechos con la máquina.

Cobos aclaró que los trabajos no se hicieron antes porque máquina aireadora pertenece a Concentración Deportiva de Pichincha y en esa entidad no se trabaja las dos últimas semanas de diciembre. Incluso agradeció porque se dio prioridad al campo de juego de escenario cuencano.

El objetivo es mejorar el crecimiento del césped y darle un buen funcionamiento del drenaje. Durante dos semanas no se podrá utilizar el campo de juego, anticipó Cobos. Él, tras conversar con Biggeri y el resto del cuerpo técnico, pidió al conductor de la máquina que dejara de operar para que el conjunto azuayo pueda cumplir con la práctica.

La máquina aireadora hizo orificios de 30 centímetros de profundidad en la cancha del estadio cuencano. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

La máquina aireadora hizo orificios de 30 centímetros de profundidad en la cancha del estadio cuencano. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Después del segundo día de pretemporada, los jugadores y el cuerpo técnico del Deportivo Cuenca almorzaron en uno de los hoteles cercanos al estadio y de allí se trasladaron, vía terrestre, con destino a Quito. Las instalaciones de la Casa de la Selección servirán para el alojamiento y los entrenamiento previstos hasta el domingo 14 de enero.

La delegación está conformada por 30 jugadores, incluidos las 13 nuevas contrataciones: 11 nacionales y dos extranjeros. El último en incorporarse a las prácticas fue el defensa Fabricio Bagüí, aunque todavía no se entrenó. La nómina está distribuida en cuatro arqueros, ocho defensas, 12 volantes y seis delanteros. El volante Diego Jerves no viajó porque sigue en proceso de recuperación.

Entre tanto, la dirigencia cuencana confirmó que la Noche Colorada quedó fijada para el 26 de enero, a las 19:00, en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. El rival para la presentación del plantel 2018 será el Guayaquil City.

Queda por confirmar el nombre del cuatro extranjero, quien acompañará al zaguero central argentino Brian Cucco, ratificado un año más por la dirigencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)